Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

No sucedió nunca

En primer lugar, queremos avisar a todos aquellos que puedan leer este texto que todo lo redactado a continuación no ha suce-. dido nunca y que cualquier semejanza con hechos reales sería achacable a la casualidad, puesto que cosas así no pueden suceder en nuestro país a finales de la década de los ochenta.Vamos a comenzar esta historia hace dos cursos, cuando el Ministerio de Educación, vía Consejo de Universidades, pidió a las distintas facultades de Ciencias Biológicas que constituyeran unas comisiones de planes de estudios para elaborar lo que sería la carrera de Biología para el próximo plan de estudios; tras dos años de reuniones elaborando esa futura carrera con asignaturas, créditos de éstas (horas de teoría y de prácticas), posibles especializaciones..., se remitió al Consejo de Universidades. Todo ello indicaba que esa carrera no podría completarse en menos de cinco cursos.

Asimismo, la conclusión de que la licenciatura de Biología se cursara en un mínimo de cinco años fue mayoritaria en las diversas reuniones de colectivos relacionados con la biología (reuniones de decanos, de facultades de Ciencias Biológicas en León y Madrid, reuniones de representantes de alumnos de Biología en Perlora, Alcalá de Henares y Madrid).

Como resultado de todo esto, el Consejo de Universidades, una vez oídas todas las propuestas de miembros colectivos directísimamente afectados, se reúne un 30 de marzo de 1989 en un recóndito hotel de las afueras de Segovia y dictamina: "Biología, cuatro cursos". Al día siguiente, los medios de comunicación publican ya: "Biología: cuatro años". Alumnos de Biológicas de la Complutense se manifiestan ante el palacio de la Moncloa (en los quieren agradecer a las fuerzas de la seguridad ciudadana su participación -muy por encima de la esperada- en la pequeña carrera campestre desde el palacio a su facultad, lamentando que quedaran los últimos; además, nos comunica el comité organizador que los relevos que portaban los del equipo marrón tenían unas medidas por encima de las reglamentarias).

Esta historia se puede resumir en un pequeño silogismo:

- El Consejo de Universidades va a tener en cuenta a la comunidad afectada.

- La comunidad afectada dice: cinco cursos para Biología.

- El Consejo de Universidades dice: cuatro cursos para Biología.

Afortunadamente vivimos en un país donde historias como ésta no suceden-

y 1.015 firmas más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de abril de 1989