Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS QUEJAS DE LOS ESPAÑOLES

Un tercio de jóvenes

La población reclusa española, según consta en el informe del Defensor del Pueblo, asciende a 31.157 personas. Penados son 17.519, lo que supone un, 56% del total, y el resto, preventivos. En cuanto a los internos jóvenes, que merecen un apartado monográfico del informe, se trata de los comprendidos entre los 16 y los 25 años de edad. Del total de penados hay 6.189 jóvenes, de los que 281 son mujeres. El número de jóvenes en establecimientos dedicados específicamente a ellos es sólo de 2.673.La mayor parte de los presos jóvenes proceden del medio urbano, aunque de ascendencia rural en muchos casos, son solteros y antes de su ingreso en prisión eran parados en busca del primer empleo. En casi todos los centros de jóvenes, según señala el informe, se alcanzan porcentajes de analfabetismo en torno al 30%, por lo que la memoria hace hincapié en la necesidad de fomentar la alfabetización y la enseñanza.

En el apartado de jóvenes se alaba, al igual que con referencia al resto, la mejora en la alimentación y la higiene.

Se critica especialmente para los jóvenes el régimen de primer grado: "Mantener en celdas individuales a lo largo de 23 horas diarias durante períodos muy prolongados a jóvenes, sin otra actividad que contemplar el paso de las horas, como ocurre en el centro de Zamora, no puede decirse que esté orientado hacia la reeducación o reinserción social y puede ser, por el contrario, generador de innecesarias tensiones individuales y colectivas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de abril de 1989