Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Núñez. "Quiero ser generoso con todos"

Josep Lluís Núñez fue reelegido ayer presidente del Barelona por cuatro años. Núñez logró 25.441 votos (58,27%), y Cambra, 17.609 (40,343%). De los 93.030 con derecho a voto, tan sólo acudieron a las urnas 43.663 (46,93%) y se abstuvieron 49.367 (53,07%). Núñez, en sus primeras declaraciones, se mostró conciliador. "Quiero ser generoso con todos los que no lo han sido conmifo y olvidarme de muchas cosas, porque lo único que me importa es que ha ganado el Barça".

Cinco minutos después de que se cerraran las puertas del Miniestadi -el recinto acondicio nado para la votación-, Núñez ya saboreaba el triunfo. En rea lidad, lo estuvo saboreando todo el día porque siempre fue por delante de su rival, Sixte Cambra. Quizá por esta razón y por su delicado estado de salud -ha sufrido problemas renales a lo largo de la semana-, no se mostró eufórico en su compare cencia ante los medios informativos. Con anterioridad había sido aleccionado por su asesor, Juan José Folchi, para que no realizara declaraciones agresivas y muy especialmente contra el canal autonómico, TV-3."Estoy contento porque es tas elecciones han sido modélicas", dijo Núñez; "no he ganado yo, sino el Barcelona, y ahora sólo puedo dar las gracias a quienes me han ayudado. También quiero olvidar muchas co sas. En definitiva, ser generoso con aquéllos que no lo han sido conmigo".

El ya oficiosamente presi dente del Barcelona aseguró que tenía fe absoluta en su victoria: "Confiaba mucho en el socio, máxime después de haber conseguido 27.000 firmas". Núñez, siempre escoltado por su esposa, María Luisa Navarro, desmintió que tuviera intención -varios núembros de su candidatura aseguraron que se estaba planteando esa posibilidad- de romper el contrato firmado recientemente con TV 3: "Acostumbro a cumplir los contratos que firmo. Pero, insisto, quiero ser generoso con to dos y que en el Barga sólo haya unidad".

Y su generosidad le permitió aceptar la mano de su rival que, una hora y media después de eerrarse las urnas, aceptó su derrota y fue a felicitarle. Cambra y todos sus colaboradores, lógicamente, reflejaban en sus rostros la decepción. En realidad, en ningún momento dieron la irripresión de creerse ganadores. Por eso ni siquiera respondieron a un socio que les increpó, bien entrada la mañana y mientras se dirigía a votar. "Vet.e a llorar, Cambra", gritó el furibundo seguidor de Núñez, "que hoy te vas a hartar". Núñez apenas tuvo problemas a pesar de situarse en un lugar conllictivo como era la entrada al Miniestadi. Allí se hartó de firmar autógrafos en los carnés de socios.

Los incidentes más llamativos se produjeron a primeras horas de la mañana, cuando los ánimos estaban más calientes. Los dos candidatos, Núñez y Cambra, protestaron ante la junta electoral por hechos que consideraban irregulares. Él que creó más polémica fue un anuncio aparecido en el diario La Vanguardia en el que se podía ver una fotografía de Cambra con un antetítulo anunciando la hora del encuentro contra el Real Madrid y un pie de foto que decía: "Hoy, a ganar".

La junta electoral se reunió para tratar el tema y, al final, acabó "condenando este hecho y lamentando la transgresión de las normas electorales acordadas por los dos candidatos". Curiosamente, nadie protestó por la presencia de una avioneta que sobrevoló el Miniestadi con el eslogan: "Por un Barga nuevo". Y es que ninguno de los candidatos tenía nada que ver con el hecho. La avioneta había sido alquilada por el casi siempre sorprendente Jacint Soler Padró, aspirante frustrado a la presidencia y que no entró en la recta final al no poder conseguir las firmas necesarias.

La anécdota del día la protagonizó el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, que tuvo que renovar urgentemente su carné para poder votar. Al parecer, según fuentes de¡ club, Pujol no había pagado la cuota correspondiente. Además de Pujo¡, ejercieron su derecho al voto la mayoría de las personalidades de la vida pública barcelonesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 1989

Más información

  • El reelegido presidente del Barcelona sacó un 18% de votos de ventaja a Cambra