El 'gal' Mattei, condenado a cadena perpetua por el atentado al Monbar

La Audiencia de París condenó el jueves a cadena perpetua a Lucien Mattei y a 20 años de cárcel a Pierre Frugoli, mercenarios de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) juzgados por el asesinato de cuatro presuntos miembros de ETA el 25 de septiembre de 1985 en el bar Monbar de Bayona. Ambos habían sido condenados a cadena perpetua por el Tribunal de Pau, pero la sentencia fue anulada porque al redactarla se consignaron 20 años en lugar de "reclusión criminal a perpetuidad".Mattei deberá cumplir 18 años de cárcel, sin posibilidad de rebajar la condena, mientras que los 20 años de Frugoli pueden quedar reducidos a una quincena al poder beneficiarse de las redenciones de pena. El tribunal apreció atenuantes en el caso de Frugoli, que tenía 22 años al cometer el delito.

La acusación, representada por las abogadas Christianne Fando y Mireille Glaymann, aseguró que las víctimas -José María Etxaniz, Agustín Irazustabarrena, Iñaki Asteazu y Xabin Etxaide- fueron asesinadas "por ser vascos" y para aterrorizar a la población francesa. Fando recordó los 35 atentados, con un balance de 25 muertos, del "terrorismo de Estado" de los GAL, grupo "que no está muerto", dijo, y al que calificó como "estructura puesta en marcha por las autoridades españolas".

A diferencia de la desconfianza expresada en el juicio anterior en Pau sobre los resultados de las pesquisas en torno a los GAL, Fando afirmó que "las investigaciones efectuadas en España prueban que los fondos reservados del Ministerio del Interior fueron utilizados para pagar a gente como Mattei y Frugoli". Citó a los policías José Amedo y Michel Domínguez como organizadores y reclutadores de los GAL y lamentó que Frugoli, que "ha reconocido tímidamente a Amedo", no haya aportado más información.

Referencias a Amedo

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mattei y Frugoli fueron contactados en un bar de Marsella por un tal Francis, a quien volvieron a encontrar en el hotel Orly de San Sebastián los dos días anteriores al atentado. Francis les acompañó a Bayona, les dio las armas y les señaló los objetivos. Amedo estuvo alojado en ese hotel los mismos días 23 y 24 de diciembre de 1985. Según declaró Frugoli en el juicio, Francis les ofreció 100.000 francos por el atentado y 50.000 francos más por cada una de las víctimas que hubieran matado los etarras asesinados.

La defensa de Mattei, que nunca ha reconocido ser el autor de los asesinatos, se basó en denunciar el terrorismo de ETA y en resaltar las contradicciones de los testigos y de Frugoli, que siempre ha confesado y acusa a su cómplice. Uno de los dos abogados de Mattei pidió al tribunal que no enterrara el caso con una condena para permitir la investigación de la personalidad de Francis, el papel de Amedo y Domínguez y la actuación de la "potencia extranjera" y de los "servicios de información" de que había hablado la acusación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS