Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El INI estudia la reestructuración de Inespal tras la entrada de un nuevo socio

El Instituto Nacional de Industria (INI) estudia distintas variables de reestructuración de su filial Industria Española del Aluminio (Inespal), cabecera de sus actividades en este negocio, coincidiendo con las negociaciones para la incorporación de un nuevo socio tecnológico tras la salida de la canadiense Alcan.

Distintos grupos industriales, entre los que figuran Norsk Hidra, Reynolds y Marc Rich, han mostrado su interés por la toma de la participación del 24,9% que hasta la fecha mantiene la canadiense Alcan Aluminium en Inespal. Fuentes próximas a la negociación han señalado que hasta la fecha ocho grupos han manifestado un interés firme por la participación de Alcan, una vez distribuido el cuaderno de venta del paquete elaborado por el banco de negocios norteamericano Salomon Brothers.

Un directivo de la sociedad ha indicado, por otra parte, que la dirección de Inespal confia cerrar las negociaciones para la venta del paquete de Alcan en el curso del próximo mes de mayo, toda vez que "la actual situación nos ha llevado a congelar algunas de nuestras inversiones estratégicas, cuya decisión, nos gustaría compartir con el nuevo socio".

Inespal, que obtuvo al término del pasado ejercicio una cifra récord en sus beneficios, planteó a finales de diciembre la demanda a las compañías aseguradoras para reivindicar sus exigencias de indemnización por los daños producidos en su planta de San Ciprián (Lugo) por el asunto Cason. Fuentes de Inespal señalaron confianza en que empresa y aseguradoras lleguen a un acuerdo mutuo antes de la resolución de los tribunales.

Variables de negociación

Los contactos establecidos para la toma de una participación en Inespal arrojan diferentes variables, que habrán de coordinarse entre la empresa pública y su nuevo partner. Entre las ofertas figuran algunos grupos relacionados con el suministro de materias primas, como el caso de March Rich, o con el área de transformación, como el caso de Reynolds, que dibujan un perfil en la política de alianzas de la filial del INI.

Aunque lo que se ha anunciado es la venta del 24,9%, alguno de los eventuales socios habría manifestado su voluntad de hacerse con una cuantía superior del capital que les permita una mayor participación en la gestión, llegando incluso a tomar la mayoría. El INI, sin embargo, ha dejado clara en los últimos meses su voluntad de no proceder a la venta de la mayoría de Inespal.

La eventual reordenación de los activos de la sociedad aprovechando la entrada de un nuevo socio, permitiría lograr una estructura de funcionamiento por especializaciones entre las plantas de transformación y las de aluminio primario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de febrero de 1989