El público agredió al árbitro del Chipre-Escocia

AGENCIAS El árbitro alemán oriental Siegfried Kivschen y ocho policías resultaron heridos leves, y cuatro hinchas locales detenidos, al término del encuentro Chipre-Escocia, de clasificación para el Mundial 90, disputado el miércoles en la localidad chipriota de Limassol. Kivschen resultó alcanzado por uno de los innumerables objetos metálicos que cayeron al césped cuando abandonaba el terreno de juego junto a los jugadore escoceses, que lograron el gol del triunfo, 2-3, 10 segundos antes del fin del partido. Se jugaba en ese momento el minuto 54, noveno ya del descuento. Los policías fueron heridos durante los enfrentamientos posteriores con unos 1.000 hinchas chipriotas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS