Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"El INI ha asumido el riesgo y se ha marcado un plazo para desligarse de los Presupuestos a partir de 1993"

Entrevista con Jordi Mercader, presidente del Instituto Nacional de Industria

El instituto Nacional de Industria (INI), el primer grupo industrial del país, pasará a operar como una sociedad anónima estatal dentro, de su proceso de adaptación a un entorno económico de competencia. El INI, que equilibrará sus resultados en 1988, dejará de recibir subvenciones públicas en 1993. Mientras tanto, ha de avanzar en su política de privatizaciones y saneamiento financiero. El grupo tiene abierto hoy día el proceso de ordenación de sus actividades en áreas de negocios que van desde la defensa a la alimentación, pasando por automoción, químicas o bienes de equipo.

A. TIZÓN / J. A. NAVAS, Pregunta. ¿Cuáles serán los efectos del nuevo status jurídico del INI, por el que, pasa a convertirse en una sociedad anónima estatal?Respuesta. La modificación del status jurídico del instituto era una de las piezas clave que permitirá al INI adecuarse al en torno económico actual.

El instituto, que venía funcionando con un marco normativo de la posguerra, hubiera visto fuertemente condicionado, además, su margen de actuaciones con la entrada en vigor de la nueva ley de organismos autónomos

P. ¿Cuáles serán los efectos del cambio en el ámbito laboral?

R. El nuevo status supondrá una laboralización del personal del INI, permitiendo a ustar el número y optimizar el perfil profesional de sus empleados.

MÁS INFORMACIÓN

Hoy día, la plantilla directa del instituto es de alrededor de .600 personas, de las cuales aproximadamente la mitad cuenta con contratos de tipo laboral y los restantes ion funcionarios. Estos últimos podrán optar por cambiar su contrato o integrarse en otros departamentos de la Administración.

P. ¿Cómo incide la nueva situación en el diseño de la política financiera del grupo?

R. Facilita algunos trámites administrativos y de mecánica financiera -mínimo de inversiones sujetas a autorización, etcétera.- Las decisiones políticas -tomas de participación, ventas y otras- permanecen igual.

P. ¿Cómo evolucionarán las relaciones entre el Estado y el instituto en el capítulo de las aportaciones de capital y subvenciones, que ha de adecuarse antes de 1992?

R. El INI y el Ministerio de Economía y Hacienda han llegado a un acuerdo hasta 1992, que ha de ser ratificado año a año vía Presupuestos Generales del Estado. [La Administración aportará en concepto de subrogación de capital y aportaciones financieras 110.000 millones de pesetas en 1989, una cantidad similar en 1990, 90.000 millones en 1991 y 50.000 millones en 1992, según el Ministerio de Hacienda.]

El INI ha tomado ya el riesgo y ha asumido un timing para des ligarse de su dependencia de los Presupuestos Generales del Estado. Esto supone un cambio en la cultura empresarial del grupo y en sus relaciones con el Estado, cuyo papel ha de centrarse ni más ni menos que en el de un accionista, del mismo modo en que el INI afianzará su relación de accionista con sus filiales.

P. La siderurgia ha cerrado su reconversión, pero ha de perfilar ahora su estrategia en el mercado abierto. ¿En qué estado está la creación de una nueva di visión o subsidiaria con un socio extranjero para la producción de chapa pintada?

R. Estamos finalizando ahora el plan de inversiones de Ensidesa y los efectos de su puesta en marcha se notarán a finales de 1989, año en el que la empresa cerrará con un cambio espectacular en sus resultados. En la actualdad, el INI y Ensidesa trabajan en.la fase de consolidación del negocio de la sociedad tras el período de reconversión. Para ello estamos barajando el proyecto que usted menciona y algún otro más.

Industrias de plataforma

P. ¿Le preocupa al INI la progrésiva estatalización de su competencia privada, con el control creciente del BCI en Altos Hornos de Vizcaya?

R. Nuestro objetivo en Ensidesa es trabajar de puertas adentro mejorando nuestra posición competitiva...

P. ¿Cuáles son las perspectivas en otro ole los sectores en reconversión, el naval, en relación con la evolución de Astano?

R. Una de las claves en el sector naval, afectado por un grave problema de carga de trabajo, ha pasado a ser las actividades comercialés, y es aquí donde el instituto centrará sus esfuerzos. En este campo hay una serie de negociaciones que esperamos poder concretar en los próximos meses.

P. Uno de los sectores industriales en los que el INI tiene un gran peso dentro de la industria nacional es el de la defensa. ¿Qué papel debe jugar, a su juicio, el instituto en la reordenación del sector propiciada por la Administración?

R. Una de las cosas que conviene aclarar de partida es que, en industrias de plataforma [CASA, Santa Bárbara y Bazán], no está prevista la puesta en marcha de un proceso de reordenación o de concentración. Aquí estamos trabajando para concretar un esfuerzo de colaboración entre cada una de ellas, para aprovechar sinergias, coordinar actividades y concretar en términos prácticos una política de apoyo mutuo. En este contexto, puede negociarse la aliwiza con socios tecnológicos concretos para aspectos determinados de actividad.

P. ¿Ha manifestado el INI algún interés concreto por los activós de defensa de ERT?

R. Estamos dispuestos a cooperar en toda operación que contribuya a un diseño correcto de la industria del sector en España. Sin embargo, en este caso no somos nosotros quienes tenemos la propiedad y creemos que la iniciativa ha de partir de ellos. No ha habido ningún contacto concreto, pero estamos abiertos a la búsqueda de acuerdos.

P. ¿Cómo incide la cotización de¡ dólar en la actividad de CASA? ¿Qué datos tiene el instituto sobre la evolución de esta filial?

R. Sin duda, una evolución favorable [al alza] del dólar respecto a la peseta aceleraría el proceso de recuperación en la empresa. La sociedad mejorará sus resultados este año y de manera ostensible el año que viene.

P. ¿Cuáles son los objetivos en otras áreas más concretas de la industria de defensa o afines, como la electrónica?

R. En un sector como el electrónico -sometido a fuertes índices de crecimiento y con una gama de productos muy variada-, la industria española debe encontrar mecanismos para con seguir que el conjunto de las em presas activas puedan tener un papel ajugar en el contexto internacional. Este papel ha de producirse mediante la especialización, definida no por mercados, sino por productos. En este marco, estamos dispuestos a colaborar con otras sociedades y no pondremos restricciones respecto a su carácter, nacional o extranjero, público o privado, industrial o financiero.

P. Uno de los sectores de actividad de los que el INI se ha retirado virtualmente es el de la alimentación, una vez cerrada la venta de Endiasa.. ¿En qué punto están las negociaciones con Ferruzzi para la toma del control de OESA?

R. Hemos mantenido contectos y aproximaciones en este sentido con distintos grupos y hemos estudiado cada una de las propuestas. Hasta hoy, sin embargo, no hemos recibido nínguna oferta atractiva para llevar adelante la operación.

P. ¿Y las de Inespal?

R. En estos días hemos recibido la visita del responsable de Salomon Brothers en España, Thomas Enders. No hay ninguna novedad específica en este campo, toda vez que el Banco de Negocios está aún en la fase final de elaboración del cuaderno de ventas del paquete ac cionarial de Alcan Aluminium en Inespal.

P. Recientemente se ha venido especulando otra vez con la eventual toma de posiciones de DAF en el capital de ENASA...

R. No ha habido ninguna propuesta concreta en este sentido. ENASA será una de las compañías que experimente una de las más notables mejoras de resultados dentro de la corporación en este año y en 1989.

Desde el INI favoreceremos la evolución de la compañía por un camino: la mejora de la calidad en sus productos. Si manifestaramos nuestra voluntad de recibir ofertas, estoy seguro que las tendríamos de inmediato.

P. El contrato del siglo de Renfe está a punto de ser adjudicado y del mismo depende el futuro de La Maquinista Terrestre y Maritima (MTM) y de Ateinsa. El INI tiene ya ofertas de compra por parte de los dos grupos concursantes, pero... ¿qué ocurrirá si se reparte el contrato?

R. El instituto dispone también de una alternativa que contempla la posible venta simultánea a los dos socios, la empresa francesa Alsthom y la alemana Siemens. De esta forma, ambos entrarían en el capital de MTM y Ateinsa en el supuesto de que el contrato fuera repartido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 1988