Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francisco Luzón, nuevo presidente del Banco Exterior de España

El Ministerio de Economía y Hacienda nombrará a Francisco Luzón presidente del Banco Exterior de España en sustitución de Miguel Boyer, quien ha sido nombrado presidente de Cartera Central, sociedad tenedora del principal paquete de acciones del futuro Banco Español Central de Crédito. Francisco Luzón era hasta ahora consejero director general del Banco Bilbao Vizcaya y su trayectoria profesional en esta entidad ha estado estrechamente vinculada al área comercial y al saneamiento.La decisión de Carlos Solchaga de nombrar como presidente del banco público a un profesional no vinculado al partido socialista rompe la tradición instaurada desde la llegada del partido socialista al Gobierno. Los presidentes anteriores del Exterior de España han sido Francisco Fernández Ordóñez, actual ministro de Asuntos Exteriores, y Miguel Boyer, ex ministro de Economía y Hacienda.

La profesionalización del cargo de presidente del Banco Exterior excluyó en una primera vuelta a todos los que, además de su posible valía profesional, se les podía asociar con cualquier vinculación política con el Partido Socialista. De esta forma quedaron descartadas algunas personas como Prudencia García, Nieves Rodríguez o incluso -aunque por otros motivos- Raimundo Ortega, todos ellos candidatos al cargo.

Francisco Luzón pertenecía al Banco de Vizcaya en la misma época en la que Carlos Solchaga estuvo al frente del servicio de estudios y esta entidad ha sido una cantera para distintos cargos elegidos por el ministro de Economía. Claudio Aranzadi, ministro de Industria, procede también del Banco de Vizcaya.

Profesionalización

El nuevo presidente del Banco Exterior de España ha sido director general del Banco de Vizcaya encargado de los temas comerciales y de movilizacion de la red durante varios años. En noviembre del pasado año fue nombrado miembro del consejo de administración de la entidad, manteniendo el puesto de director general dentro de la reestructuración en tres áreas que decidió Pedro Toledo. La fusión del Vizcaya-Bilbao, ratíficó su posición como consejero del nuevo banco.Francisco Luzón tendrá que acabar de poner en marcha el proceso de renovación diseñado por el equipo de Miguel Boyer y tratar de lograr dinamizar la red comercial interior ya que la operativa exterior de la entidad tiende a tener cada vez menos importancia dentro del balance de la entidad. Junto a ello, la Administración deberá tomar una decisión final sobre quien debe hacerse cargo de los problemas de una parte importante de los créditos exteriores que fueron concedidos por condicionamientos políticos, y no comerciales, y que se han mostrado como prácticamente incobrables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 1988