Moscú, centro de debates sobre el deporte mundial

Moscú es durante 10 días el centro de debates sobre el deporte mundial. Bajo la tutela de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) comenzó el martes sus reuniones el Comité Intergubernamental para la Educación Física y el Deporte, que precede a la segunda conferencia internacional de los ministros y altos responsables. La salvaguardia de los valores éticos del deporte y la prevención de influencias perjudiciales, como la comercialización, la violencia y el doping, serán puntos fundamentales, junto a los trabajos de promoción en este campo.

El comité intergubernamental propondrá a los ministros un proyecto de declaración en la misma línea iniciada en la I Conferencia de 1976. Sin embargo, las recomendaciones de entonces sólo se han cumplido parcialmente y han aparecido nuevos problemas por el propio gigantismo del deporte.Aún se sigue tratando la promoción del deporte para todos, como dimensión esencial de la calidad de vida y su extensión a todos los grupos de población; o la contribución de los valores del deporte a la sociedad, a la paz y a la comprensión mutua. Pero existe la mala conciencia, muy justificada, de que han surgido elementos perjudiciales como la comercialización, la violencia o el doping, perturbadores de cualquier plan previsto. El difícil problema que se plantea, quizá una utopía, es ponerles coto, encontrando un equilibrio sin que el deporte pierda su gran atracción y partiendo de un esfuerzo en la prevención y en la educación. Realmente complicado.

El futuro del atleta

Se quiere fomentar la atención en los medios escolares y universitarios, así como incrementar la cooperación en materia de promoción de la educación física y del deporte, tanto a nivel nacional como internacional, entre los poderes públicos y la iniciativa privada.Como consecuencia del fenómeno del doping, por ejemplo, en la reunión de Moscú se va a tratar de concretar cuáles son las responsabilidades de cada estamento en el futuro del deportista. Existe un documento que trata de determinarlo, con tres partes. Una primera, la que concierne a la iniciativa privada; una segunda que llevan los poderes públicos y una tercera que es compartida por ambos, como es la educación. En ella no se ha hecho hasta el momento una campaña de forma sistemática y se intenta que intervengan decididamente los ministerios de Educación o similares de cada país, no sólo a nivel-escolar, sino también universitario. Es la única forma de llegar a toda la juventud y hasta sus raíces. Si se hace únicamente a través de la iniciativa privada, se va a llegar sólo a los miembros de clubes, a los socios, pero no al conjunto de los jóvenes. Los poderes públicos tienen los medios para desarrollar una campaña muy importante, aunque en colaboración, lógicamente, con los privados.

Existe una enorme preocupación, por ejemplo, por los atletas discretos -no las figuras ,que se pueden asegurar su futuro en el deporte-, y que están buscando cada vez más, al retirarse, una profesión en el tráfico de drogas. Se trataría también de conseguir para los atletas derechos laborales o sociales, de los que ahora carecen. Ello incluiria mejoras en la educación, formación y tratamiento médico como para otros trabajadores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción