Cerca 300.000 personas acudieron a la fiesta de la bicicleta

Cerca de 300.000 personas, según la organización, participaron ayer en la undécima edición de la fiesta de la bicicleta de Madrid. El alcalde de la capital, Juan Barranco, que un año más completó en bicicleta los 28 kilómetros de recorrido, dedicó la carrera al empresario Emiliano Revilla. Desde las nueve de la mañana hasta mediodía, numerosas calles del centro de la ciudad estuvieron cortadas, aunque, a diferencia de años anteriores, los conductores aguantaron con más calma el paso de los participantes.

La fiesta de la bicicleta no pudo superar el récord que establecieron el pasado año, las 350.000 personas que, según la organización, recorrieron las calles de Madrid pedaleando. El puente festivo y la lluvia impidieron superar esa participación, que en esta ocasión se acercó a los 300.000 ciclistas. En la primera celebrada hace 11 años, participaron 25.000 personas. El alcalde de Madrid, Juan Barranco quiso dedicar la presente edición a Emiliano Revilla, cuya liberación le había sido comunicada a las cinco de la madrugada.Barranco fue uno de los protagonistas de la fiesta al caerse a la altura del paseo de Rosales cuando introdujo el tubular delantero de su bicicleta en una grieta del asfalto. No obstante, el alcalde Regó a la meta en el grupo de cabeza, aunque con el impermeable destrozado a la altura del muslo. La caída no impidió que Barranco, que en esta ocasión no acudió con sus hijos, sacara media hora de ventaja a los dos únicos concejales del Ayuntamiento que le acompañaron. Cuando vio llegar al primero de ellos, comentó con humor: "Se tiene que notar que soy el alcalde, ¿no?".

Los ciclistas pasearon por las calles de Madrid por espacio de tres horas a un ritmo que fue más lento que el de otros años a causa de la lluvia, que provocó alguna caída más durante. el recorrido.

Los primeros participantes llegaron a la meta a las 10.45, cuando todavía otros muchos pedaleaban por la Ciudad Universitaria.

Paciencia de los conductores

Según los organizadores, los conductores que esperaban el paso multitudinario de los corredores apenas hicieron signos de impaciencia como en años anteriores, "lo que significa que empieza a haber cierta mentalización ante este tipo de actos", afirmaron. Según informó la Policía Municipal, no se produjeron alteraciones de importancia en el tráfico rodado interior de la ciudad.La fiesta, que había sido organizada por la cadena radiofónica COPE y patrocinada por el Ayuntamiento de Madrid, contó también con la presencia de famosos como el humorista Eloy Arenas y el ciclista profesional madrileño Anselmo Fuerte, quien vestía la camiseta de la Fundación de Ayuda contra la Droga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50