El SUP denuncia la ausencia le chalecos antibala en la comisaría del policía asesinado

El Sindicato Uniricado de Policía (SUP), mayoritario en el cuerpo, denunció ayer la inexistencia de chalecos antibala en la comisaría de Bilbao donde el sábado fue asesinado de un disparo el agente Cristóbal Díaz. El ministro de Interior, José Luis Corcuera, asistió al funeral del policía y prometió al final del mismo mayores medios técnicos para la protección de los agentes destinados en el País Vasco.

Portavoces del SUP de Vizcaya aseguraron ayer que en la comisaría de Santuchu, donde prestaba servicio de vigilancia Cristóbal Díaz cuando fue alcanzado por el disparo de un francotirador, no existen chalecos antibala a disposición de los policías."Los últimos los retiraron hace tiempo", declaró un portavoz, porque estaban muy viejos y en mal estado".

El sindicato informó también que la de Santuchu es la única comisaría de Bilbao, junto con la Jefatura Superior, donde se hace guardia en la calle. Esta circunstancia ha provocado protestas y peticiones, la última hace aproximadamente un mes, para que el servicio de vigilancia se traslade al interior del inmueble.

Leovigildo Gala, miembro de la ejecutiva nacional del SUP, confirmó la ausencia de chalecos antibala en la comisaría citada y pidió al Gobierno un giro en la lucha antiterrorista. Tras condenar el atentado, Gala dijo que hasta ahora el sindicato mayoritario de la policía había apoyado la política del Gobierno "porque se pretendía terminar de una vez por todas con las matanzas que esta banda de asesinos viene cometiendo".

Aunque sin citar el diálogo con ETA, Gala dijo: "Ésto no está dando resultado y tenemos que replantearnos que esa política ya no se lleve a la práctica e instar al Gobierno para que desarrolle cualquier otro tipo de soluciones definitivas".

Por su parte, el ministro de Interior, José Luis Corcuera, prometió mayores elementos técnicos de protección para los policías destinados en el País Vasco como más vehículos blindados y nuevos chalecos antibala, más modernos y cómodos. Corcuera presidió, junto al consejero de Interior del Gobierno vasco, Juan Lasa, el funeral de Cristóbal Díaz, celebrado a primera hora de la tarde en la parroquia de San José. El público llenó el templo y varios centenares de personas aguardaron en el exterior para despedir con aplausos el féretro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS