Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El físcal de San Sebastián pide un año de cárcel para un policía por la muerte de un manifestante

El fiscal de la Audiencia Provincial de San Sebastián, Luis Navajas, pidió ayer un año de prisión menor para el policía de la Unidad Antidisturbios que hace 9 años en esta capital, mató de un disparo a un joven manifestante, Iñaki Kijera. En el juicio, desarrollado a lo largo de la jornada de ayer, el fiscal acusó al autor del disparo, Salvador Méndez Villatoro, de un delito de homicidio por imprudencia ya que, según su versión, el policía ignoraba que hubiera un proyectil de fuego real entre los tres cartuchos que él mismo había introducido en el fusil lanzapelotas.Los hechos tuvieron lugar en el Boulevard de San Sebastián, el 1 de septiembre de 1979, durante los enfrentamientos que siguieron a la disolución de una manifestación convocada en apoyo a los activistas de ETA refugiados en Francia. lñaki Kijera fue alcanzado en el hemitórax derecho por una bala que no ha sido recuperada y que le atravesó de parte a parte, perforándole el pulmón y fracturándole las costillas. En el testimonio prestado ayer ante el tribunal, el acusado afirmó que el fusil antidisturbios y los cartuchos empleados correspondían a un compañero suyo al que sustituyó durante los incidentes.

Por su parte el capitán que estaba al mando de la unidad antidisturbios, declaró que "hasta un ciego" puede distinguir entre un cartucho de fogueo y un cartucho de fuego real, afirmación que dio pie al abogado de la acusación particular, Miguel Castells, a cuestionar la tesis del fiscal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de octubre de 1988