Beenhakker: "No hay reacción moral en algunos de mis hombres"

El entrenador del Real Madrid, Leo Beenhakker, y sus jugadores están preocupados y desconcertados por la situación que atraviesa el equipo y por el inicio que ha tenido en esta Liga. El Madrid ha disputado, tres partidos, no conoce el triunfo y le han marcado seis goles, un tercio de los que encajó en toda la pasada Liga Beenhakker aseguró ayer: "La actual situación del Madrid se debe a la falta de reacción moral de cuatro o cinco de sus jugadores, que afecta al bloque"."¿Desde cuándo hay tantos periodistas un lunes en un entre namiento del Madrid?", se preguntó ayer Beenhakker. Le llovieron las preguntas sobre las causas de la crisis del Madrid. El técnico madridista alabó el juego de su equipo en las primeras partes, pero se mostró preocupado por las segundas, cuando llegan los empates, y, sobre todo, por los goles que recibe. "Son regalos que hacemos a los contrarios por errores y tonterías", fue su explicación. "El taconazo de Tendillo, en Gijón -originó el empate del Spórting- fue una falta de consideración y de responsabilidad", indicó Beenhakker, quien añadió estar molesto con este jugador, que al domingo siguiente perdió la titularidad ante la Real.

El Madrid ha jugado tres partidos de Liga, dos en su campo, y en todos consiguió el mismo resultado: empate a dos goles. En los tres encuentros siempre fue por delante y empató en los segundos tiempos, cuando el Madrid se viene abajo. Beenhakker rechazó que ese descenso de juego se deba a problemas físicos. "Cuando el Madrid no funciona, se nota que hay jugadores en baja forma moral y mental, por lo que no reaccionan y afecta al bloque, al conjunto de equipo", aseguró Beenhakker, sin citar nombres, aunque en la mente están Butragueño, Míchel, Gordi.llo y Hugo Sánchez. El técnico madridista alabó el juego de Martín Vázquez y de Schuster, de quien comentó la mala suerte que ha tenido con su debú de Liga al coincidir con el bache madridista, cafificado también como pájara por otro jugador, Sanchis.

Los jugadores madridistas coinciden con su entrenador en asegurar que su situación no se debe a una mala preparación fisica. Sanchis se mostró preocupado "porque lo que ganamos en tres cuartas partes del partido lo perdemos en una" y achacó la situación a problemas sicológicos: "Cuando algo sale mal, siempre cuesta más superarse". Butragueño, que consideró parte del juego los pitos que recibió al ser sustituído indicó: "Nuestro problema no es exclusivamente físico. Hay otras circunstancias. Se corre a destiempo".

Schuster aseguró: "En las segundas partes bajamos bastante en nuestro juego. ¿Por qué? No lo sé. Lo cierto es que influye en el conjunto y no jugamos en bloque". El jugador alemán no se considera culpable de esta situación y confesó que prefiere jugar mal y ganar. Hugo Sánchez rechazó la delicada situación del conjunto madridista al asegurar: "Los grandes equipos, como Madrid o Barcelona, nunca están en crisis".

La plantilla madridista almorzó ayer con el presidente Ramón Mendoza para tratar temas económicos. Beenhakker no fue invitado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de septiembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50