Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mandos relacionados con la 'guerra sucia' contra ETA dirigen el servicio de información de la Guardia Civil

El director de la Guardia Civil, Luis Roldán, primer civil que asumió el mando de este cuerpo militarizado, ha iniciado una amplia reestructuración orgánica y funcional del cuerpo, donde destaca la creación de un Servicio Central de Información. Este servicio, absolutamente independiente y autónomo del resto del departamento, depende exclusivamente del director y desaparece de la segunda sección del Estado Mayor. Del Servicio Central de Información depende la Unidad de Servicios Especiales. Al frente de estos dos departamentos se encuentran, respectivamente, el coronel Pedro Catalán Jiménez y el teniente coronel Cándido Acedo, ambos vinculados por ex guardias civiles y paisanos a la guerra sucia contra ETA.

El ex sargento de la Guardia Civil José Luis Cervero Carriller, quien perteneció al grupo de Operaciones Especiales de este Cuerpo, denunció hace tiempo a estos dos jefes y a sus superiores como algunos de los organizadores de la guerrra sucia contra ETA cuando actuaba el denominado Batallón Vasco Español y el también llamado Antiterrorismo ETA (ATE).La denuncia pública de Cervero y sus escritos enviados al entonces presidente de la comisión de Justicia e Interior del Congreso, Carlos Sanjuán; al Defensor del Pueblo, al fiscal general del Estado y a los ministerios de Interior y Defensa han quedado aparentemente sin investigar.

Da la casualidad que después de dichas denuncias el entonces comandante jefe de los Servicios Especiales, Cándido Acedo, ordenó en diciembre de 1985, supuestamente por error, la intervención de cuatro teléfonos, entre ellos el del ex sargento Cervero Carrillo. El coronel Valenciano, quien autorizó la intervención de dichos teléfonos, la suspendió el 29 de enero de 1986.

El ex guardia civil José Velázquez Soriano también denunció a la revista Interviú la supuesta implicación de sus superiores, entre ellos al teniente coronel de la Guardia Civil de Intxaurrondo (Guipúzcoa) Enrique Rodríguez Galindo, apodado Beltxa, según el denunciante.

El ex guardia civil aseguró que varios miembros del Grupo de Operaciones Especiales destinados en San Sebastián llevaron a cabo algunas de las primeras acciones reivindicadas por los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL). Sin embargo, el agente Velázquez se desdijo posteriormente de sus declaraciones ante la autoridad judicial.

Asimismo, el paisano Miguel Sánchez Pajares denunció públicamente hace tiempo la supuesta implicación, a partir de 1975, del entonces capitán Cándido Acedo y el comandante José Conde en la creacción de grupos que actuaran contra los activistas de ETA en el sur de Francia.

El amplio relato de Miguel Sánchez Pajares llega a contar los viajes realizados por éstos, sus contactos con mercenarios de la Organización del Ejército Secreto (OAS) y del hampa, y precisa que llegaron a ofrecer un millón de pesetas por cada eliminado".

'Caso Almería'

El coronel Catalán tuvo una importante participación en la orientación de la defensa de los procesados en el caso Almería. El entonces teniente coronel viajaba casi todos los fines de semana a la capital mediterránea, mientras su subordinado Cándido Acedo criticó con dureza el comportamiento de su superior, según recogía la revista Tiempo en su número del 19 de julio de 1982.Según el nuevo organigrama creado por el director general de la Guardia Civil Luis Roldán, al nuevo Servicio Central de Información le corresponde "elaborar y centralizar toda la información obtenida" y "proporcionar al director general el resultado de las tareas informativas que se lleven a cabo y, con su autorización, hacerlo a otros organos del Estado".

La orden ministerial añade que "el jefe del Servicio Central de Información ejerce la dirección técnica de los órganos del Servicio de Información dependientes de las Unidades, Jefaturas e Inspecciones del Cuerpo y, en los casos de delegación expresa del director general, coordina sus actividades". Este servicio es la auténtica columna vertebral de la Guardia Civil, como ocurre con el servicio de información de la Policía.

La mencionada orden precisa en su artículo primero que la Dirección General de la Guardia Civil depende directamente del secretario de Estado para la Seguridad-director de la Seguridad del Estado.

Asimismo se añade en la orden que mientras no se promulgue el nuevo Reglamento Orgánico y de Servicio de la Guardia Civil, 1as adaptaciones orgánicas y funcionales necesarias para la aplicación del citado real decreto requerirán la aprobación de los ministros de Defensa e Interior".

Protección de la naturaleza

Dentro de la Jefatura de Estado Mayor se encuentra un Servicio de Policía Judicial y unas Unidades Especiales Independientes.Entre otras novedades del nuevo organigrama de la Guardia Civil, Luis Roldán ha puesto en marcha las denominadas Agrupaciones Rurales de Seguridad, que sustituyen a las comandancias móviles y a las Unidades de Reserva y el Servicio de Protección de la Naturaleza. Este último departamento empezará en octubre la preparación del personal técnico (ingenieros, biólogos, etcétera) y estará en contacto con organizaciones de protección de la naturaleza como la Asociación para la Defensa de la Naturalera (ADENA).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 1988

Más información

  • Luis Roldán inicia una reestructuración del instituto armado