Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de controladores aéreos se extiende a casi todos los aeropuertos

Los controladores aéreos catalanes enviaron ayer la convocatoria oficial de huelga para los días 27 y 30 de agosto y 3 de septiembre. En carta certificada, los controladores hicieron saber su decisión a los ministerios de Trabajo y de la Presidencia, a la Dirección General de Aviación Civil y al propio centro de control de Barcelona. Simultáneamente, los controladores de Palma de Mallorca, Málaga-Costa del Sol, Las Palmas, Santander, Córdoba, Granada, Sevilla, Vitoria, Fuerteventura y Lanzarote decidieron unirse a la huelga e inmediatamente presentaron la solicitud legal. La asamblea de Santiago de Compostela se reúne hoy y parece seguro que votará por la huelga. Lo mismo harán mañana los dos aeropuertos de Tenerife. " huelga ya se aprobó el lunes en Madrid, Valencia y Alicante. Con ello el paro se extiende a prácticamente todos los aeropuertos españoles.

El generalizado apoyo a la huelga ha dejado en una dificil situación a la ACECA (Asociación Confederal Española de Controladores Aéreos), a la que pertenece casi el 80% de los controladores. La ACECA se opone a la huelga porque "hay negociaciones abiertas con la Administración, basadas en lo acuerdos firmados en septiembre de 1987 [con los que se puso fin a las huelgas del pasado verano] y cuestiones como las reclasificaciones de personal y los incrementos de plantilla se iban solventando lenta mente", según declaró ayer a Efe el secretario general de esta organización, Adolfo Plaza.Plaza matizó, sin embargo que "existen razones" suficientes para justificar la huelga, debido a la "desidia e inoperancia de Aviación Civil, que han endemoniado la situación". Dado que los controladores catalanes, los impulsores de la huelga, se escindiercon de la ACECA hace dos meses, esta organización "no intenta parar la huelga ni negoclar ni hacer de mediadora; estamos guardando una absoluta neutralidad", según Plaza.

Negociaciones

Fuentes del Ministerio de Transportes, en el que se encuadra Aviación Civil, dijeron por su parte que la negociación sigue abierta y rechazaron las acusaciones de lentitud y desidia, argurrientando que el pasado viernes se llegó a un principio de acuerdo sobre reclasificaciones e incorporación de 120 nuevos controladores, así como sobre un incremento salarial del 10% en las nóminas. Este príncipio de acuerdo global fue rechazado por las asarribleas.La referencia ministerial a negociaclones abiertas fue negada ayer por fuentes de los controladores de Barcelona que señalaron que no existía ningún tipo de contacto con la Administración. "La verdad es que nadie se ha puesto en contacto con nosotros ni esperamos que ocurra", dijeron.

La asamblea del aeropuerto de Palma de Mallorca, donde 16 de los 20 controladores en la asamblea votaron por la huelga (la plantilla total es de 26). se inició con la firme oposición de la presidenta de los controladores de Baleares, Teresa Noguera, informa Joan Caimari.

Perjuicios de la huelga

Teresa Noguera afirmó que Ia huelga nos perjudica a todos: no va a solucionar nada a corto plazo y podría paralizar lo que se ha conseguido hasta ahora en las negociaciones con la Administración".Francisco Rodríguez, miembro del comité de empresa mallorquín, explicó que el resultado de la votación era lógico, ya que previamente se habían manifestado fuertes disensiones internas respecto a la posición oficial partidaria de la negociación, mantenida por la ACECA. Rodríguez afirmó que estas diferencias se debían a que "año tras año venimos sufríendo en nuestras carnes la falta de dotaciones, con lo que las reivindicaciones de los controladores de Barcelona son también las nuestras".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 1988

Más información

  • Transportes considera que la negociación sigue abierta, pero no hay nuevas conversaciones