Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aviación Civil reconoce su incapacidad para resolver el colapso de varios aeropuertos

El director general de Aviación Civil, Manuel Mederos, reconoció ayer que el colapso que afectó, por saturación, a varios aeropuertos españoles el pasado fin de semana -en especial al de Son San Juan, en Palma de Mallorca- difícilmente se podrá evitar esta semana. Mederos declaró ayer a este periódico que "el colapso de Palma es la consecuencia de la caótica situación aérea europea". La saturación de Palma se traduce en un retraso medio de los aviones de tres o cuatro horas en los fines de semana, mientras que ayer las demoras en Barajas alcanzaron las 11 horas.

MÁS INFORMACIÓN

El director general de Aviación Civil agregó que el colapso de los aeropuertos "sólo podrá solucionarse cuando todas las naciones del continente trabajen de una forma coordinada con un mismo sistema de control de tráfico".La mayoría de los retrasos ocurridos se producen en los vuelos charter, aunque ayer también resultaron afectados en Barajas varios vuelos regulares.

El colapso en el aeropuerto mallorquín ha provocado la protesta de la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), formada por las empresas nacionales que poseen la mayor parte de los aviones charter y aerotaxis que operan desde Baleares y que son los más perjudicados por esta situación. Este mes de agosto el aeropuerto de Palma registrará 12.500 movimientos, lo que supone un total de 1.750.000 pasajeros transportados.

"Entiendo perfectamente la postura de la AECA y todas sus preocupaciones", recalcó Manuel Mederos. "La mayor parte de las compañías que forman la AECA se han puesto a trabajar este año y están muy preocupadas por el tema de los retrasos, ya que se trata de su primer ejercicio ecoriómico y temen por sus resultados", agregó Mederos.

"El efecto del dominó"

El director general de Aviación Civil, que se halla de vacaciones en Palma, explicó que "este aeropuerto es el último eslabón de una cadena de problemas". "Son San Juan recibe la mayor parte del tráfico del Mediterráneo y, lo que es peor, casi todos los vuelos llegan procedentes de los extremos del sistema, lo que se convierte en un serio problema cuando en Centroeuropa se registran colapsos".

"Es como el efecto del dominó, si hay retrasos en Holanda, todas las ciudades hasta el extremo tienen retrasos", comentó Mederos, antes de confirmar que el pasado fin de semana 200.000 personas sufrieron en Palma, de una u otra forma, los problemas del retraso de los charters. Sin embargo, puntualizó que "de momento, los vuelos de línea regular están saliendo a las horas previstas, sin excesivos problemas".

Sobre las posibles alternativas que plantea la AECA, el director general explicó que "la situación física de las torres de control aéreo no es un hecho fundamental, por lo que Palma seguirá recibiendo órdenes desde Barcelona".

Respecto a la posibilidad de utilizar rutas de alivio, para eludir atascos en las principales, Mederos dijo que "los fines de semana el colapso es tan general en los cielos europeos que nadie quiere autorizar el paso por líneas alternativas, porque también suelen estar ocupadas por vuelos domésticos".

En este sentido, la AECA había explicado que la utilización de pasillos aéreos secundanos, a pesar de que eso significara un coste económico superior en la cobertura de sus trayectos, era una solución factible para evitar que los aviones permanecieran en las pistas de Palma horas y horas.

Manuel Mederos comentó que en septiembre se llevará a cabo una reunión con la AECA con el fin de buscar soluciones para el año próximo, aunque comentó que cualquier salida a este problema pasa por el entendimiento internacional.

El director general dijo que España es el segundo país europeo en tráfico aéreo, después de Francia, y que nuestro país ha reclamado repetidamente en los foros internacionales de Aviación Civil la creación de un organismo supranacional que controle los esfuerzos continentales por coordinar su tráfico aéreo.

[Por otra parte, el presidente de la Asociación Hotelera de Zonas Turísticas de España (Zontur), Luis Callejón, se ha dirigido al ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, José Barrionuevo, para manifestarle la preocupación del sector por los problemas en el tráfico aéreo.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de agosto de 1988

Más información

  • La saturación en Palma "es la consecuencia de la caótica situación aérea europea", dice Mederos