Stalin, obstáculo para la reforma en China, según un diario de Shanghai

Stalin, el otrora venerado "padre de los pueblos", está perdiendo sus últimos fieles con el ataque en regla que esta semana descarga un diario de la República Popular China. Según Ciencias sociales, un rotativo de Shanghai, "la ideología de Stalin es el principal obstáculo que hoy debe enfrentar la reforma en China y la principal dificultad consiste en abandonar su modelo teórico".Detrás de este cuestionamiento de Stalin, se perfila un nuevo avance de la desmaoización del país. Y los lectores pueden preguntarse si no hubo una equivocación de nombres cuando el autor del artículo, el economista Wang Zoiping, declara que "la ideología de Stalin tiene en China una influencia profunda". Mao Zedong siempre se proclamó acólito del "gran capitán" de los intelectuales europeos y latinoamericanos de los años cincuenta y no dudó en acusar a Nikita Jruschov de "revisionista" cuando éste denunció, en el vigésimo congreso del PCUS, los crímenes de su antecesor.

Pero hoy las cosas han cambiado. La perestroika soviética representa un apoyo indiscutible para los reformistas chinos, que se sirven de ella para restar argumentos a los partidarios de un modelo de socialismo ortodoxo.

Se ve entonces en ciernes una movida de los retratos que adornan la plaza Tiananmen los días festivos: Marx, Engels, Lenin, Stalin (por orden de barba decreciente) y, vigilando la entrada de la Ciudad Prohibida, el mismo Mao Zedong, frente al mausoleo que sigue guardando su momia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de julio de 1988.

Lo más visto en...

Top 50