Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POLÉMICA EN LA RONDA FRANCESA

El público y los ciclistas apoyan al segoviano

L. G. /J. M. Pedro Delgado, en la desagradable situación creada a partir del positivo, sólo parece contar con el apoyo del público francés, que no ha dejado de ofrecerle un tributo caluroso en sus apariciones públicas, y con la solidaridad de sus compañeros, que ayer efectuaron un paro de 10 minutos a la salida de la etapa en señal de protesta por las escasas garantías que les ofrecen los controles antidoping. El paro fue aprovechado por el director deportivo del equipo francés Z-Peugeot para lanzar un fuerte ataque a la organización del Tour, que no había previsto que en su pelea contra la UCI, y aprovechando el caso Delgado, pudiese encontrarse con la inesperada reacción en contra de corredores y directores deportivos. Jan Gispers, director deportivo del PDM holandés, anunció medidas legales contra la organización por la forma en que se llevó el caso Theunisse, cuyo contraanálisis, sin embargo, confirmó la presencia de anabolizantes en su orina. "No quiero ver a Rooks de amarillo en París", dijo Gispers. "Para la imagen deportiva del Tour, es mejor que Rooks sea segundo".

Todo ello genera un ambiente muy desagradable para Pedro Delgado, el más duro que un ciclista español ha pasado en la historia de este deporte. Un ambiente que no va a cesar, puesto que la organización del Tour posee medios de comunicación importantes; un ambiente que hace temer que la organización trate de buscar intensanlente alguna excusa nueva para que Delgado no pueda tomar el maillot amarillo en París.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de julio de 1988