Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RONDA FRANCESA, A CINCO DÍAS DEL FINAL

El equipo Reynolds recibió la notificación verbal de que Delgado dio positivo en un control 'antidoping'

El control antidoping que pasó Pedro Delgado en el Tour el pasado viernes, tras ganar la escalada de Villard de Lans, dio positivo. La noticia aún no es oficial, ni entre la organización, ni en el equipo, pero un miembro del equipo Reynolds confirmó a EL PAÍS que ya se lo habían comunicado verbalmente. Ahora sólo queda esperar que se reciba la notificación, que la firme José Miguel Echávarri, como director deportivo, y que a continuación solicite el contraanálisis. Si éste resulta positivo, será únicamente entonces cuando se dé carácter oficial a la noticia.

El control antidoping lo suele pasar cada día el vencedor de la etapa, el líder y dos corredores por sorteo. Delgado se vistió de amarillo el pasado jueves, en el Alpe d'Huez, pero no le correspondía pasar el control hasta el día siguiente. Y le tocó por partida doble, al ganar, además, la etapa. El análisis se envió al laboratorio de París, y ayer, en Burdeos, el equipo Reynolds recibió la notificación del positivo, aunque no de manera oficial. Se desconocen todavía, por tanto, los detalles, es decir, producto, sustancia, proporción, etcétera.Nadie del Reynolds quiso dar ayer oficialidad al asunto. Todo se negaba, pero la preocupación era patente. Cuando se le advirtió a un miembro del equipo de que no habría motivos para alarmarse, pues no se había recibido la notificación, exclamó: "¡Pero si es que ya nos lo han dicho verbalmente!". Esta forma en que se ha conocido el positivo de Delgado podría ser, precisamente, motivo para anular la sanción, ya que el reglamento dice que existe defecto de forma en el procedimiento si alguien ajeno al propio corredor se entera antes de la noticia. Y cuando la emisora de televisión Antenne 2, que posee los derechos televisivos del Tour, la dio como rumor, el corredor prácticamente acababa de bajarse de la bicicleta tras la segunda etapa de ayer, que concluyó pasadas las seis de la tarde. El reglamento dice que hasta que no se conozca el contraanálisis, nadie ha de saber nada, y el resultado de éste no se sabrá antes de 48 horas, como mínimo.

Tras saberse la información facilitada por Antenne 2, y ante la avalancha de rumores, el Tour facilitó un comunicado oficial: "El señor Courcol, director general del Tour, ha hecho saber que le ha llegado el rumor de que Pedro Delgado ha dado positivo. Ante ello, manifiesta que, al tratarse sólo de un rumor, la dirección del Tour no tiene nada que manifestar. En el caso de que hubiera una noticia que lo confirmase, habrá un comunicado oficial".Esto ni desmiente ni confirma nada, pero hizo aumentar las sospechas, puesto que el positivo no tiene carácter oficial hasta la realización del contraanálisis. El laboratorio tiene en su poder dos muestras de la orina del corredor. En su día analizó una, que dio positivo; queda la otra, la del contraariálisis, que sólo se analiza si así se lo solicita el perjudicado por si ha existido algún error.

Posibilidades

Como no existe ninguna confirmación de la sustancia que ha dado positivo, no cabe realizar conjeturas de cómo pudo dar. Lo normal en ciclismo es que en los controles se detecten anabolizantes o estimulantes. Los primeros se suelen tomar en invierno, a través de inyecciones, para multiplicar los entrenamientos y sus efectos van desapareciendo paulatinamente, aunque en algunos casos se llegan a detectar seis meses después. Hay otros, orales, cuya presencia en el cuerpo desaparecen al cabo del mes, y, por último, los laboratorios comienzan a detectar anabolizantes que se administran a través de supositorios cuya eliminación es cuestión de 24 a 36 horas, pero sus efectos, para la competición, resultan hasta contraindicados. En cuanto a los estimulantes, se utilizan para un día concreto para rendir más. Su eliminación también es rápida, pero nunca lo suficiente como para no dejar rastros en el control que se realiza al término de la carrera.Se considera absurdo que un deportista que tenga la absoluta seguridad de que va a pasar controles -caso de Delgado, ya que su objetivo era ganar el Tour- tome sustancias dopantes conscientemente.

Queda siempre la duda de que en las bebidas que toma en la carrera, ofrecidas por aficionados o por otros corredores, haya productos prohibidos. En el agua sola es fácil de saber por su sabor, pero no en otras bebidas refrescantes. Es normal que el líder siempre tome unos sorbos de Coca-Cola en la meta para la publicidad.

La clave del positivo de Delgado está en los análisis que le realizaron posteriormente. Si se trata de anabolizantes, estos también han de aparecer en los siguientes. Otra cosa distinta podría dar lugar a pensar que ha habido un error. Entonces no hay más que ocultar el resultado del contraanálisis -si no se da a conocer públicamente se entiende que ha sido negativo- y, oficialmente, el positivo de Delgado nunca habrá existido.

Lo relativo a Delgado se extendió también al corredor holandés Theunisse (PDM), quinto en la general, y al noruego Kuum (ADR). Su equipo, el PDM negó la noticia, pero mantuvo una actitud mucho menos abierta con la Prensa y no hizo declaraciones de ningún tipo.

Para estos casos, la reglamentación de la Unión Ciclista Internacional sanciona al corredor colocándole en el último puesto de la etapa del día en que dio positivo -con el mismo tiempo del último-, más 10 minutos de penalización en la clasificación general, y una sanción económica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 1988

Más información

  • La confirmación oficial no se producirá hasta que se lleve a cabo un contraanálisis