Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La divisa norteamericana continúa su carrera alcista

Prosigue la misma tendencia de la semana pasada en los mercados financieros y bursátiles. El dólar continuó ayer su carrera alcista en los mercados de divisas. En España alcanzó de nuevo las 125 pesetas.Corno en ocasiones anteriores, el Bundesbank empezó vendiendo dólares por la mañana en el mercado de Francfort y prosiguió su intervención de forma cada vez más contundente, manteniendo el cambio del billete verde en torno a los 1,8810 marcos.

Las subidas de tipo de interés por parte de los bancos ingleses tampoco consiguieron frenar la demanda de dólares en Londres, y de poco sirvió el incremento de medio punto del tipo básico por parte de algunos de los más importantes bancos comerciales británicos.

Dentro de la tónica generalizada de alza del coste del dinero, el Banco de Japón también puso su grano de arena al permitir una subida de 1/16 del interés del papel comercial a un mes situándolo en un rendimiento del 4%.

En otro orden de cosas la Reserva Federal anunció hoy que la industria americana operó durante el mes de julio a un 83,1% de su capacidad, el nivel más alto desde que en marzo de 1980 se situó en un 83,7%. Ello, sin embargo, no ha producido, como señala el servicio de estudios de Shearson Lehman Hutton, los acostumbrados comentarios en cuanto a la posibilidad de un sobrecalentamiento de la economía en Estados Unidos.

Quizás un elemento más de soporte al dólar fueron las declaraciones hechas en La Haya por el subsecretario norteamericano de Comercio, Paul Freedenberg, que opinó que a principios de 1990 su país podría tener una balanza comercial excedentaria.

Igualmente destacó la posible reunión a finales de mes de los países de la OPEP que hizo subir entre 40 y 50 céntimos los precios del petróleo tipo Brent para situarlos por primera vez desde la catástrofe del Mar del Norte por encima de los 15 dólares por barril.

Los mercados bursátiles mantuvieron una tónica generalizada de aburrimiento. El índice Dow Jones cerraba a 2.117,89 con una perdida de 11,56 puntos.

En Londres, tras la subida de tipos y ante el temor de que la fortaleza de la economía británica pueda situar las tasas de interés en tomo a un 12%, el mercado fue cediendo de manera paulatina ante la presión del papel.

El Indice Financial Times 100 terminaba la sesión en 1.849 unos 12 puntos por debajo del cierre del viernes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de julio de 1988