Científico condenado por introducir opiniones lesivas en un banco de datos

Un tribunal de primera instancia de Estocolmo condenó por calumnias a un investigador que había introducido un juicio sobre una persona en un sistema de computadores privado que dicha persona juzgó lesivo.Es la primera vez en el país que se lleva a cabo un juicio por abusos en la información informatizada, los que hasta ahora efectuados estaban limitados a los medios de comunicación.

El condenado es Eskil Block, un miembro del Instituto de Investigaciones de la Defensa (FOA), quien calificó a la cineasta y periodista Maj Wechselmann como "espía por cuenta de la Unión Soviética" y la comparó con Arne Treholt, el diplomático noruego que cumple una condena por espionaje a la URSS.

Maj Wechselmann, de origen danés pero ciudadana sueca, realizó un filme sobre los submarinos que presuntamente violan las aguas territoriales suecas en el que intentaba demostrar la falta de fundamento para afirmar el origen soviético de las naves.

Abonados

El filme, que dejaba un tanto malparada a la Marina sueca, suscitó grandes polémicas en los diversos medios y la cineasta se granjeó la hostilidad de muchos sectores de la opinión pública.Fue entonces cuando el investigador Eskil Block registró su juicio en un sistema privado convectado a una computadora central habitualmente consultado por investigadores, instituciones, Prensa y personas privadas de cualquier lugar del mundo. Cualquier abonado al sistema informático puede participar de sus informaciones.

La cineasta inició un juicio por considerar que las expresiones de Block dañaban su reputación profesional y porque, a diferencia de lo que ocurre con una afirmación hecha en la Prensa, ella no podía responder.

El tribunal condenó a Block al pago de 10.000 coronas (unas 200.000 pesetas) a la demandante y a sufragar también los gastos del juicio. El abogado de la cineasta comentó que en adelante nadie podrá decir cualquier cosa en un sistema de computación sin exponerse a los riesgos de un juicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de julio de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50