TRIBUNALES

Asunto desagradable

Al magistrado Adolfo Fernández Oubiña no le apeteció mirar los documentos que un capitán de la Guardia Civil amigo suyo, le mostraba sobre la presunta corrupción de los dos compañeros de la judicatura Carlos Lorenzo-Penalva y Joaquín García Lavernia. "No me apetecía mucho mirar aquello. Se me hacía desagradable", afirmó ayer en el juicio Fernández Oubiña. Que el proceso contra estos magistrados es un "asunto desagradable" parece evidente. Varios magistrados de la Audiencia de Barcelona comentaron que al margen de las acusaciones contra los dos jueces, el hecho de que estén sentados en el banquillo es incómodo para todos. Lo que no aclararon es si ello obedece al compañerismo o al temor de que cualquier actuación judicial pueda estar bajo sospecha.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción