Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Carlo de Benedetti vende al grupo Suez el 21% del capital de la Société Générale de Belgique

El magnate italiano Carlo de Benedetti y sus rivales del grupo francés Suez parecen haber concluido un armisticio en la larga guerra que libraron por el control de la Société Générale de Belgique (SGB), el mayor holding de Bélgica que posee participaciones en 1.200 empresas y controla un tercio de la economía del país. En una multitudinaria conferencia de prensa celebrada ayer en la SGB, el grupo Cerus, que capitanea De Benedetti, y sus principales aliados anunciaron que reducían su participación en el capital de la Générale a un 16% -poseen un 47%- y cedían, por tanto, la mayoría de sus 14 millones de acciones a la Compagnie Financiere de Suez, que con sus socios ostenta el 53% de la propiedad del holding.

Esta cesión y el abandono de todas las denuncias formuladas ante el tribunal de comercio bruselense significa la renuncia por De Benedetti a convertirse en el accionista mayoritario del pulpo, como se llama popularmente en Bélgica a la SGB a causa de sus numerosas ramificaciones, lo que empezó a intentar el verano pasado adquiriendo títulos bajo cuerda y lanzando después una oferta pública de adquisición de acciones (OPA).Con su gesto, el presidente de la multinacional italiana Olivetti permite a Suez administrar la Générale sin los problemas que le hubiese planteado la fuerte minoría de bloqueo que posee pero obtiene también a cambio su entrada en el consejo de administración del holding con categoría de vicepresidente, así como el aumento de su participación en el capital de la compañía financiera gala, que pasa del 1,5% al 4%.

Además de esta forma de pago, las acciones vendidas a Suez lo serán al precio de 8.000 francos belgas (25.000 pesetas), muy por encima de su valor real, aunque su cotización haya ocasionalmente rebasado esa cantidad. Con el dinero fresco, el hombre de negocios de Turín podría devolver parte de la deuda contraída para llevar a cabo una operación que, según medios financieros fidedignos, le ha costado cerca de 200.000 millones de pesetas.

Volver a bolsa

Una parte de los títulos comprados por el grupo Suez serán puestos a la venta en bolsa porque la compañía financiera gala también necesita liquidez y porque las autoridades belgas se han mostrado interesadas en que el holding recupere parte de su accionariado popular que vendió cuando la cotización de la acción se disparó.Lejos de reconocer su fracaso, De Benedetti insistió ayer ante la Prensa en que "su objetivo era crear un holding europeo" en condiciones de hacer frente al reto del mercado único en 1992 y afirmó "creer que las bases habían sido sentadas", aunque no bajo su dirección sino bajo la de Renaud de la Geniere, presidente de Suez, y Maurice Lippens, que encabeza las Assurances Générales y es el más fiel aliado belga de la compañía financiera gala.

La incógnita aún no del todo despejada es la creación hace tres días por la SGB y el grupo británico multimedia Maxwell Communications, con un capital de 31.000 millones de pesetas, de una sociedad en jointventure con vocación europea y mundial pero con unos objetivos que no han sido aún especificados. Casi simultáneamente el magnate británico Robert Maxwell ha invertido más de 3.000 millones de pesetas en la editorial belga de tebeos Dupuis, que controla el segundo holding belga, el Bruxelles-Lambert.

Ni que decir tiene que la Prensa bruselense especula con que la primera operación de gran envergadura de Maxwell en Bélgica puede ser un primer paso hacia su entrada en el capital de la SGB, pero, preguntado al respecto Maurice Lippens, vicepresidente de la Générale, se limitó a declarar que antes de que se le dé paso el dueño del imperio multimedia deberá "precisar sus intenciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 1988

Más información

  • El acuerdo pone fin a una guerra que ha durado casi un año