Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maxwell crea una gran empresa europea de comunicación

La sociedad británica Maxwell Communication ha firmado con la Société Générale de Belgique (SGB) un proyecto para crear una asociación de empresas de primer orden en el ámbito internacional de la comunicación global, que dispondrá de un capital de varios centenares de millones de libras esterlinas, según Robert Maxwell.

A la nueva empresa, el grupo del magnate británico le aporta su experiencia profesional e industrial en el campo de la comunicación, mientras la participación belga se materializará en las telecomunicaciones, a través de su filial minoritaria Tractebel. La SGB es propietaria del 66% del capital de Coditel, principal distribuidor belga de televisión por cable; del 90% de Mediafin, distribuidora de filmes en Francia, y un 5%. de Havas, el grupo de comunicaciones francés.Por otro lado, y según informa , Portugal podrá disponer en breve de un canal privado de televisión, que transmitirá programas en portugués desde fuera del territorio nacional, utilizando el satélite de comunicaciones luxemburgués Astra. Sus promotores son el magnate Robert Maxwell, asociado al grupo portugués Emaudio, que cuenta entre sus administradores con militantes del partido socialista luso, como Rui Mateus, responsable de las relaciones internacionales bajo la dirección de Mario Soares.

Periódico en color

El mismo grupo anuncia la publicación para fín de año de un diario popular en color, que se llamará 24 Horas. La asociación Maxwell-Emaudio estuvo envuelta en el llamado escándalo de la televisión de Macao. Ambos pujaron por la compra de la estación emisora del pequeño territorio chino bajo administración portuguesa, para emitir programas en chino hacia Hong Kong y aprovechar el mercado publicitario de la colonia británica vecina.

Sobre este asunto, el último congreso del partido socialdemócrata pidió al grupo parlamentario que, para "disipar las sospechas de corrupción", se investigue la administración del territorio, que, de acuerdo con la Constitución portuguesa, depende directamente del presidente de la República.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de junio de 1988