La mitad de los "puntos negros" de las carreteras están en las travesías, según Sáenz de Cosculluela

El ministro de Obras Públicas y Urbanismo, Javier Sáenz de Cosculluela, afirmó ayer que la mitad de los llamados "puntos negros" de las carreteras se producen en zonas urbanas con una "aceptable infraestructura", con lo que quiso indicar que para analizar las causas de los accidentes no sólo hay que tener en cuenta el estado de la vía de circulación sino también el volumen de tráfico.

Sáenz de Cosculluela respondió en el Congreso a una interpelaclón del diputado del CDS, Rafael Martínez Campillo, sobre esta cuestión que reprochó al ministro que apelara continuamente al Plan General de Carreteras como solución a todos los problemas cuando este sólo es un elemento más y otro igualmente importante sería un plan de seguridad vial.El diputado del CDS, Rafael Martínez Campillo, utilizó para su interpelación datos suministrados por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU) según los cuales existen en las carreteras españolas 5.000 "puntos negros", detectados a fines de 1987. "En estos puntos suceden el 26% de los accidentes y con medidas adecuadas podrían ser evitados o reducidos en su gravedad, especialmente porque en el 40% de los casos los accidentes en esos puntos negros se repiten desde hace años", dijo Martínez Campillo.

"Concentración de accidentes"

La definición de lo que es un "punto negro" fue objeto de debate en sí mismo ya que, a juicio del ministro, este concepto, sustituido internacionalmente por el de "concentración de accidentes", se explica en razón a los indicios de riesgo en relación con el volumen de tráfico, y no tomando sólo como base el número absoluto de accidentes, dado que puede ocurrir que un determinado tramo, con un elevado número de accidentes, sea muy seguro en relación con otros de la misma red.Sáenz de Cosculluela puso como ejemplo la M-30 madrileña que en determinados tramos cuenta con auténticos "puntos negros" por su densidad de tráfico, "y eso que tiene una potente irfraestructura". Otro ejemplo del ministro fue el alto número de aucidentes que se registran en la rradrileña calle de Serrano. Esteis datos le sirvieron para afirmar que la mitad de los llamados "puntos negros" se producen en zonas urbanas.

El tono del debate entre interpelante e interpelado fue de absoluta confrontación. El diputado del CDS pidió al Gobierno una actuación urgente para la eliminación o corrección de estos tramos y recomendó al Ejecutivo que no culpara de los accidentes al conductor español y a su "incultura viaria".

El ministro respondió con cifras y planes negando que su ministerio no tuviera un plan de seguridad vial y recordó lo que supondrá, la realización del Plan General de Carreteras con sus cuatro programas de autovías, acondicionamientos, reposición y conservación y actuaciones en medio urbano. Mientras el diputado del CDS consideraba las carreteras españolas tres veces más peligrosas que las europeas, para el ministro el índice de peligrosidad es semejante al de esos países "aunque el de mortalidad es un poco más alto".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS