Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Delgado decepciona en su debú en el Giro

El ciclista segoviano Pedro Delgado decepcionó en la primera etapa del Giro de Italia. Perdió un tiempo excesivo con respecto al francés Bernard, el ganador de la clásica contra reloj inicial, e hizo quedar en ridículo al gran capo de la prueba, Vicenzo Torriani, quien optó por seguir la carrera del español. Quería lucirse Torriani, pero se equivocó porque eligió al que peor tiempo hizo de entre los favoritos al triunfo absoluto en la prueba. "Tuve problemas con la bicicleta durante todo el tiempo", se justificó Delgado. A los 28 segundos que perdió en la carrera hubo que añadirles otros sorprendentes 20 segundos por bonificaciones, una novedad del Giro que pocos -el español no estaba entre ellos- habían calculado.

LUIS GÓMEZ ENVIADO ESPECIAL, Vicenzo Torriani, director del Giro, optó por seguir a Delgado, que no significaba otra cosa que seguir las directrices de algunos de los santones de La Gazzetta dello Sport, como Rino Negri, quien apostaba abiertamente por el español como posible vencedor del Giro. Negri, en un alarde de osadía, había colocado a Delgado incluso como notable contrarrelojista. Craso error, aunque tampoco era previsible una actuación tan floja en sólo 9 kilómetros. El propio Delgado fue elocuente en la meta: "Mal, muy mal, problemas con la bici todo el tiempo. El piñón cambiaba de dos en dos y tan pronto iba clavado como revolucionado".Delgado había decidido por la mañana no utilizar ninguna bicicleta especial; simplemente, la clásica, la de todos los días. Sus rivales, sin embargo, siguieron utilizando diferentes tipos de artilugios para este tipo de pruebas. Bernard, por ejemplo, utilizó rueda lenticular trasera, como Rominger, Breukink o Maechler. Delgado defendió su decisión a pesar de todo: "Eso depende de cómo le va ' ya a cada cual, pero desde esta mañana estaba seguro de que, para mí, no sería bueno utilizar en esta oportunidad la cabra".

Lemond, peor

Claxo está que a Lemond le fue aún peor porque se le soltó la cadena en mitad del recorrido e hizo un tiempo francamente horrible. Ya lo había dicho el norteamericano hace unas fechas: "La gente debe entender que esta temporada me siento como si fuera un neoprofesional, que de alguna forma estoy empezando a correr ahora, que tengo que evolucionar muy poco a poco". La diferencia es que Lemond viene sólo a dar prestigio al Giro, pero Delgado viene a ser protagonista. Y hay que tener en cuenta que, salvo el caso de Lemond, plenamente justificado, Delgado ha quedado por detrás de todos los corredores que, de una forma u otra, han figurado como favoritos en diversas encuestas. Hasta el mexicano Raúl Alcalá, que confiesa estar algo gordo, hizo mejor tiempo que el español.

Así, pues, el Giro no pudo empezar peor para Delgado, porque su diferencia final con respecto a la que va a ser gran referencia de la prueba, el francés Jean François Bernard, parece excesiva para un simple comienzo: 48 segundos, 28 producto de la carrera y 20 segundos más por bonificaciones. Porque el Giro ha impuesto un sistema un tanto singular, como es conceder bonificaciones de 20, 15 y 10 segundos a los tres primeros en todas las etapas, incluidas las contra reloj y las que acaben en puerto de montaña. Sólo una etapa se salva de este tipo de concesiones, la contra reloj por equipos. Todo lo cual supone que Delgado puede pasar de la cuarta etapa, el próximo jueves, con mayores diferencias de las que había calculado en principio.

Los italianos, por su parte, celebraron con satisfacción la marca realizada por su compatriota Roberto Visentini. "Roberto, sálvanos tú", decían los tifosi. Y Roberto hizo un buen tiempo. Los suizos Rominger y Maechler cumplieron con el pronóstico y sólo Zimmermann quedó algo rezagado. Delgado, pues, habrá perdido peso en las apuestas, lo que parece gustar a su director, Echávarri, siempre preocupado de no levantar excesivas expectativas al comienzo.

Hoy se celebra la segunda etapa de: la prueba transalpina, entre las, localidades de Urbino y Ascoli Piceno, de 230 kilómetros de recorrido y con dos puertos, ambos de tercera categoría en su transcurso.

Clasificación: 1º Bernard (Toshiba), 13.07 segundos (menos 20 segundos de bonificación). 2º Rominger (Salotti), a 3 segundos (menos 15 segundos). 3º Piasecki (Del Tongo), a 6 (menos 10 segundos). 4º Breukink (Panasonic), a 8. 5º Maechler (Carrera), a 8. 6º Visentini (Carrera), a 9. 7º Bontempi (Carrera), a 13. 8º Pagnin (Gewis), a 13. 9º Saronni (Del Tongo), a 16. 10º Mueller (PDM), a 18. 20º Delgado (Reynolds), a 28.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de mayo de 1988

Más información

  • Bernard añadió 20 segundos de bonificación a los 28 que sacó al español en la contra reloj inicial