Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO amenaza con la huelga general si se rescinden contratos en el naval

Una manifestación multitudinaria contra las rescisiones de contratos en Euskalduna y por la reindustrialización de Euskadi congregó ayer por la tarde en Bilbao a los secretarios generales de UGT, Nicolás Redondo; CC OO, Antonio Gutiérrez -quien señaló que Comisiones Obreras irá a la huelga general si hay rescisiones de contratos en el sector naval-, y ELA-STV, Alfonso Etxebarría. En la marcha participaron varias decenas de miles de personas. Por la mañana grupos reducidos bloquearon con barricadas los accesos a Bilbao y provocaron enfrentamientos con la policía.

VICTORINO R. DE AZÚA, Los secretarios generales de los tres sindicatos destacaron la unidad de la convocatoria y la coincidencia en la crítica a la reconversión industrial, tal y como la ha desarrollado el Gobierno. Redondo dijo que es necesario buscar una solución al sector naval. "Euskadi necesita fuertes inversiones públicas y privadas", señaló. El secretario general de UGT añadió que la situación económica ha cambiado y permite un giro social y acusé al Gobierno de haber modificado unilateralmente el año pasado los compromisos de 1984 sobre la reconversión naval.Gutiérrez dijo que su participación en el acto es conse cuente con un trabajo de muchos años de CC OO por una verdadera reindustrialización "frente al futuro negro para los trabajadores que ofrece el Gobierno". Calificó de "catastrófica" la política económica del Gobierno y anunció una "respuesta radical" en forma de huelga general si se reproducen rescisiones de contratos en el sector naval. La fecha límite para la rescisión de contratos en Euskalduna es el próximo día 22.

Los manifestantes desfila ron por la Gran Vía de Bilbao en tres bloques. El sindicato nacionalista radical LAB y Herri Batasuna (HB) decidieron separarse de los restantes convocantes y terminar la marcha en un punto distinto. Las dos organizaciones rechazaron la invitación de los sindicatos mayoritarios a las instituciones de las Administraciones central y autónoma, a las que con,sideran responsables de la situación de Euskalduna. En la cabeza de este bloque se encontraban el eurodiputado Txema Montero y Tasio Erquizia y Pedro Solabarría, de la Mesa Nacional de Herri Batasuna (HB).

En tres bloques

A las 18.50, 10 minutos antes de la hora establecida, partió el primer grupo en un ambiente de cierta tensión. Algunas personas increparon a los dirigentes sindicales y les acompañaron con silbidos durante unos metros. Los sindicalistas portaban una pancarta en la que podía leerse: "Contra los despidos. Por la reindustrilzación de Euskadi".

En este bloque se encontraban, entre otros, el alcalde de Bilbao y el diputado general de Vizcaya, José María Gorordo y Alberto Pradera, del Partido Nacionalista Vasco (PNV) el eurodiputado Carlos Garaikoetxea, presidente de Eusko Alkartasuna (EA) y el alcalde de Vitoria, José Angel Cuerda, y el secretario general de Euskadiko Ezkerra (EE), Kepa Aulestia.

Los trabajadores de Euskalduna optaron por situarse entre los dos bloques, separados por algunas decenas de metros de unos y otros, acompañados de organizaciones sindicales y políticas de izquierda radical y de coordina,doras de parados. Al término de la manifestación, un portavoz del comité de empresa del astillero manifestó su satisfacción por la movilización popular. "A ver si ahora el Gobierno se toma el asunto en serio", declaró.

Pequeños grupos de manifestantes bloquearon con barricadas el tráfico por carretera y ferrocarril en las cercanías de Bilbao a primera hora de la mañana, secundando el Ramamiento a una jornada de lucha del comité de Euskalduna, LAB y HB. La Policía Nacional y la Ertzaintza colaboraron en la limpieza de las vías públicas y en la disolución de los alborotadores.

Una agente de la Policía Autónoma resultó herida de consideración en los enfrentamientos con un grupo de manifestantes violentos a última hora de la mañana ante la delegación del Gobierno vasco en Bilbao. La policía, cuya identidad no fue facilitada, sufrió una herida profunda en un tobillo al alcanzarle un cascote lanzado por un manifestante no identificado.

Los incidentes fueron provocados por unos 200 jóvenes que desfilaron por la Gran Vía coreando gritos de solidaridad con Euskalduna tras una pancarta del sindicato nacionalista radical LAB.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1988

Más información

  • Multitudinaria manifestación en Bibao por la reindustrialización de Euskadi