Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona ficha a Bakero, Beguiristáin y Goicoechea

El Barcelona cerró ayer los fichajes de José María Bakero y Aitor Txiki Beguiristáin, de la Real Sociedad y Juan Antonio Goicoechea, de Osasuna. El club catalán pagará 600 millones de pesetas al vasco y le cederá por dos temporadas al extremo navarro por el que abonará 125 millones a la entidad pamplonesa. Bakero II y Beguiristáin firmarán por cinco años, a razón de 45 millones por cada uno, mientras que Luis María López Rekarte, también de la Real, que queda en libertad en junio, lo hará por cuatro y una cantidad similar. Goicoechea podría hacerlo también por cuatro años.

Los fichajes de Bakero II, Beguiristáin, López Rekarte, y Goicoechea se añaden al de Manuel Hierro, del Valladolid, que costó 125 millones y firmó por cuatro temporadas. Eusebio y Julio Salinas, del Atlético de Madrid, son los próximos objetivos.Un portavoz del Barcelona señaló ayer que "el acuerdo con la Real es total, pero resta matizar algunos aspectos de los contratos con los jugadores". La misma fuente se negó a reconocer que la operación esté cerrada y argumentó: "Estos fichajes están en el mismo punto que los de Eusebio y Julio Salinas. El acuerdo verbal con el Atlético de Madrid es un hecho, pero falta cerrarlo con los jugadores".

Los fichajes de Bakero, Beguiristáin y Goicoechea forman parte de una maniobra muy similar a la realizada por el propio Barcelona para conseguir la contratación de Andoni Zubizarreta. En aquella ocasión, fichó a Vicente Fernández Biurrun, portero de Osasuna, para entregárselo al Athlétic de Bilbao junto a 150 millones. El club que preside Josep Lluís Núñez se ha beneficiado en esta ocasión de una de las claúsulas del contrato de Goicoechea, en la que se indica que Osasuna debe acceder a su traspaso si el club azulgrana, el Real Madrid o el Atllétic de Bilbao ofrecen 125 millones.

Fermín Ezcurra, el presidente de Osasuna, señaló ayer que estaba al corriente de la operación, aunque aseguró no haber cerrado el traspaso, informa Arturo Gracia. "Es una lástima", apuntó Ezcurra, "porque creo que Goicoechea vale tanto como Bakero o Beguiristáin. De todos modos, firmamos esa cláusula y debemos ser fieles a ella". Ezcurra reconoció que Núñez mostró interés por Unzué y Goicoechea. El Barcelona hubiese necesitado al guardameta para completar la operación con la Real en el caso de que Luis María Arconada hubiese consumado su retirada. Arconada ha asegurado que se quedará un año más en Atocha, lo que ha hecho que los donostiarras prefirieran conseguir la cesión del extremo de Osasuna.

Joaquín Aperribay, el presidente en funciones de la Real, admitió ayer haber llegado a un acuerdo con el Barcelona, informa. Óscar Urretavizcaya. "Un contrato no es definitivo hasta que lo firman todas las partes", apuntó Aperribay, que ocupará la vicepresidencia en la próxima junta de Iñaki Alkiza, el presidente dimitido para presentarse a la reelección. La votación se celebrará el 13 de junio.

Aperribay, que ha realizado la operación con el visto bueno de Alkiza, hizo pública una nota, poco antes de la final de la Copa del Rey frente al Barcelona, en la que aseguraba que la Real no vendería a ningún jugador. Esa nota, que entre otras cosas sirvió para que el técnico galés John Benjamín Toshack renovara su contrato hasta el 30 de junio de 1992, ha quedado totalmente destruida.

El presidente en funciones explicaba así el cambio de postura: "La operación es muy beneficiosa para el club, ya que junto a una importante cantidad de dinero llega Goicoechea. Las circunstancias han cambiado. Los jugadores han reiterado su intención de marcharse y el club es consciente de que no puede tenerlos en contra de su voluntad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de mayo de 1988

Más información

  • El extremo navarro, cedido a la Real Sociedad