Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

'La ley de Los Angeles' llega a TVE tras su gran éxito en Estados Unidos

Su creador es el mismo de 'Hill Street blues'

Steven Bochco, creador de Canción triste de Hill Street, estrena hoy, sábado, en TVE su última y ya profusamente galardonada La ley de Los Ángeles (LA law), que alcanzó en su primera temporada en antena las más altas cotas de audiencia. La serie, producida por la 20th Century-Fox y estrenada en la cadena NBC el 15 de septiembre de 1986, tiene, como todas las creaciones de Bochco, un protagonista coral, esta vez un grupo de abogados de una gran firma de la ciudad de Los Ángeles.

MÁS INFORMACIÓN

Después de diversos aplazamientos y de un lógico cambio de ubicación en el esquema de programas de TVE -estaba previsto que se emitiera la noche de los lunes, a las 23.30, en la segunda cadena- llega hoy a nuestras pantallas L. A. law.La ley de Los Ángeles integra muchos de los elementos formales de Canción triste de Hill street, entre ellos el tono semidocumental, la multiplicidad de personajes, el formato híbrido semiserial (con historias que acaban e historias que continúan de un episodio a otro). Comparten también la doble perspectiva trágico-humorística, el íntimo entrelazado de la esfera de lo personal y de lo profesional, la impresión de inmediatez y directo; el realismo, al que tanto contribuyó en Canción triste la cámara en mano y que Bochco aprendió en los documentales del periodismo electrónico independiente.

Como en Canción triste, la mayor parte de los actores eran poco conocidos y con escasa experiencia en televisión. La selección se realizó siguiendo idéntico criterio, a tenor de la teoría al respecto de Bochco. "Una de las cosas que he aprendido", explicaba Bochco, " es que, a diferencia del teatro o del cine, donde el actor tiene que transformarse en el personaje, lo que sucede en las series de televisión es que el personaje se convierte en el actor". En realidad Bochco escribe los personajes pensando en determinadas personalidades que él conoce muy bien, amigos personales o colaboradores en anteriores producciones.

Las diferencias, profundas en la opinión del creador de la serie, tienen que ver sobre todo con el tono, sombrío entre las gentes de la estación de policía de Hill Street, al fin y al cabo perdedores, que tienen más responsabilidad que real autoridad; y más brillantez y colorido entre los triunfadores de la firma de abogados. Por otro lado, en la Ley de Los Angeles, rodada en su mayor parte en interiores (para abaratar su coste) todo se juega más en el orden de la palabra. No se tiene aquí el recurso a la convencional persecución de coches o cualquier otra escena de acción, la violencia es puramente verbal y hay por eso, al decir de Bochco, más diálogo y mejor escrito. Y una mayor franqueza sexual, que no es ajena a la tolerancia de los departamentos de censura de las grandes cadenas ante la presión ejercida por el incremento del consumo de televisión por cable, la televisión de peaje y el vídeo.

Implacable adversario

En este sentido, Bochco, que ha sido siempre, como decía Ralph Daniels, el vigilante de los estándares de la NBC, "un duro e implacable adversario", ha tenido parte de la batalla ganada. Con todo, hay romances ardientes y palabras gruesas que algunos telespectadores han encontrado ofensivos. La imagen que en la serie se da de la profesión (y el tratamiento de la materia legal, todo y que en la lista de guionistas hay varias personas que en algún momento ejercieron la abogacía) ha levantado también alguna protesta entre los abogados de verdad. Pero todo esto, guste o no, es lo que, según Bochco, da al programa su particular impresión de realidad y el dramatismo que ha colocado a La ley de Los Angeles en los primeros puestos de audiencia.La ley de Los Ángeles se emite hoy, a las 18.50, por TVE-1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de mayo de 1988