La Caja Rural de Zamora presenta una querella contra la cooperativa Campesinos

La Caja Rural de Zamora ha presentado una querella criminal contra la cooperativa Campesinos de Zamora por tener una cantidad no determinada de documentación confidencial y sujeta al secreto bancario de la caja, documentos que le fueron filtrados a la cooperativa quebrantando el secreto bancario, mediante varios envíos postales anónimos, según afirmó el presidente de esta última, José María Martín Rosón.

Entre la documentación se encuentran los resultados de una auditoría y la relación de personas o entidades que tienen créditos, así como la relación de otras entidades bancarias extranjeras donde la caja rural tiene depositado dinero (400 millones a plazo en el Banco de Roma, por ejemplo), entre otros documentos.El presidente de la cooperativa, ligada al sindicato agrario Unión de Campesinos Zamoranos (integrado en COAG), reunió a los medios de comunicación para responder a la denuncia formulada contra Campesinos por la caja rural por un presunto delito de sustracción documentos, y sobre la que Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Zamora ha iniciado las diligencias previas al llamar a declarar el miércoles a José María Martín Ros como presidente de la cooperativa.

Según Martín Rosón, la cooperativa posee el original de documentación desde hace bastante tiempo, cuando le fue enviada en carta anónima y en varios envíos posteriores, el último de ellos el pasado martes. embargo, precisó que ni él, ni el consejo rector de su cooperativo ni tampoco el sindicato agrario que pertenece, tenían intención de hacer uso de dicha documentación.

Otra denuncia

José María Martín Rosón ha señalado que no comprendía la denuncia judicial contra la cooperativa, por cuanto esa denuncia se produjo después que ésta formase a la caja rural de la traición. La propia coopera estudiará la posibilidad denunciar a la caja rural por el quebranto del secreto bancario. Las repercusiones negativas de esta situación se consideran graves para los intereses caja rural, de la que Campesino es socio, y si bien no se facilita ningún nombre de personas incluidas en los documento hizo hincapié en la discriminación detectada en algunos casos entre el interés de créditos cedidos a agricultores y el concedido a industriales.

Por su parte, la caja rural ante la ausencia de su presidente José Carlos Martínez Cubells ha limitado a señalar a través un portavoz que no hay ninguna anormalidad en la documentación filtrada y que la denuncia oficial se ha formulado desde los resultados negativo una investigación interna en personal. Tan sólo existen sospechas, aunque, según seña mismo portavoz, todos los empleados de la caja rural tiene ceso a esos datos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS