Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dukakis se olvida de Jackson y ataca a Bush

Cuando sólo quedan 10 elecciones primarias para decidir los dos candidatos a la presidencia de EE UU, el gobernador de Massachusetts, Michael Dukakis, ha empezado ya a desviar la atención de su contrincante demócrata, Jessie Jackson, para centrar sus ataques en el vicepresidente, George Bush, su rival republicano.

Las primarias del martes en Pensilvania, en las que Dukakis obtuvo un 67% de los votos, le confirmaron como el casi seguro candidato del Partido Demócrata. Jackson tan sólo consiguió el 28% de los sufragios; únicamente los negros votaron por él, en proporción de 18 a 1, mientras que todos los estamentos sociales y económicos restantes dieron su confianza a Dukakis. Éste, sin embargo, no quiso mostrarse seguro de su victoria y recordó que aún quedan 10 primarias, especialmente las de Nueva Jersey y California.El vicepresidente Bush -que ya tenía garantizada la nominación republicana desde que se retiraron todos sus rivales- ha conseguido ya oficialmente el número de delegados suficientes tras las elecciones del martes en Pensilvania. El martes por la mañana Bush, apareció ante las cámaras de televisión norteamericanas y comenzó, también él, su campaña electoral contra su rival demócrata: Dukakis. Bush habló de la inexperiencia del gobernador de Massachusetts en política exterior, y en una entrevista publicada en The Washington Post presentó ya, en líneas generales, su estrategia para estas elecciones.

Las encuestas más recientes muestran que Dukakis y Bush están muy igualados en el favor popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 1988