Crítica:CINE EN TVECrítica
i

El café de los 50

Continúa el ciclo sobre Chaplin en TVE. De él se proyectan, bajo la denominación de El festival de Chaplin, cuatro de los grandes cortos del genial Charlot: Charlot emigrante, Charlot en el balneario, Charlot en la calle de la Paz y El aventurero. Los tres primeros proponen infinidad de gags, persecuciones y patadas en el trasero, mientras el primero, Charlot emigrante, posee ya una carga crítica y una perspectiva social que serán el caldo de cultivo de sus magistrales largometrajes.Y por la noche, nuevo pase de La colmena, explosivo -y algo incomprensible- Oso de Oro en el Festival de Berlín, una buena -ojo, buena, no personal - adaptación del texto de Cela, por supuesto abreviado y condensado como la leche. Mario Camus supo reflejar la época, el mosaico de personajes y el aroma de café de los años cincuenta y un excelente plantel de actores sirvió en bandeja el desfile humano deseado. Pero a uno le da la sensación de que haber redimensionado ese grupo social, tan bien peinado, más allá del puro servicio a la palabra, hubiera mejorado lo estrictamente cinematográfico. O haber hecho lo que Huston con Dublineses: quedarse con una porción de tierra del inmenso continente literario y despellejarse vivo, torturarse hasta la muerte.

El festival de Chaplin se emite hoy a las 18

00 por TVE-2. La colmena se emite a las 22.35 por TVE-1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de abril de 1988.