La oposición califica la crisis de "impresentable" y de "defensa numantina"

El presidente de Alianza Popular de Andalucía, Gabino Puche, calificó de "impresentable" la actuación de José Rodríguez de la Borbolla en la crisis del Gobierno andaluz y afirmó que con los cambios efectuados "se traslada al Ejecutivo la situación de guerra interna en la que vive el PSOE en las vísperas de su congreso". Un portavoz del Partido Andalucista (PA) calificó de "mínimo" el reajuste del Gobierno y aseguró que se debía a la "pérdida del control del partido socialista" por parte de su actual secretario regional, José Rodríguez de la Borbolla, y calíficó la actitud de éste de "defensa numantina".

"Borbolla", dijo ayer Gabino Puche, "intenta ahora vengarse de Alfonso Guerra, tras el ataque que el vicesecretario del partido le infringió en los congresos provinciales, metiendo en el Gobierno a sus fieles que quedarárifuera de la nueva ejecutiva del partido". "No parece lógico ni serio", añadió, "que ahora Borbolla .intente hacerse fuerte en el Gobierno, y que efectúe los cambios pocos días antes del debate sobre el estado de la comunidad, en el que lo lógico habría sido que diera la cara todo el Gobierno responsable de la política que se ha llevado".

Más información

Para Felipe Alcaraz, presidente en funciones de Izquierda Unida-Convocatoria por Andalucía (IU-CA) y secretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA), Rodríguez de la Borbolla debería someterse a la cuestión de confianza en el debate sobre el estado de la comunidad.

"Situación de deterioro"

Según Alcaraz, "la situación de deterioro es tal que se ha convertido al Gobierno en el campo de batalla de los intereses internos del partido". "Es surrealista", añadió Alcaraz, "que desde el PSOE se acose a Rodríguez de la Borbolla porque ha fracasado su política, y que ese acoso se haga desde otro fracaso político, como el de Leocadío Marín". "En el fondo", señaló, .se trata sólo de una lucha por el poder y por sus beneficios".La coalición IU-CA hizo ayer público un comunicado en el que se afirmaba que "el Parlamento, una vez más, ha sido disminuido en sus funciones por estimar que "el presidente ha demostrado su falta de respeto por las ínstituciones y ha eludido el debate político previo a la remodelación del Gobierno".

Miguel Calvo, secretario de política autonómica y portavoz parlamentario del PA, calificó ayer el último reajuste del Gobierno regional como un "intento de Rodríguez de la Borbolla de resistencia numantina, por la incorporación de Gaspar Zarrías, que es uno de sus hombres fieles, y por la permanencia como consejeros de Manuel Gracia y Eduardo Rejón y el incremento de competencias para José María Romero".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción