El policía Domínguez declara sobre las relaciones de los GAL

El inspector de policía Miguel Domínguez Martínez, de 28 años, declaró ayer durante poco más de media hora ante el juez Francisco Castro Meije, titular del Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional, que instruye el sumario sobre presuntas relaciones de policías españoles con la banda terrorista Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL). Tras una maniobra policial, Miguel Domínguez consiguió eludir a un grupo de unos 20 informadores que le esperaban a la salida del juzgado, saliendo del recinto por una ventana.Miguel Domínguez entró en el juzgado por una puerta posterior para evitar que le fotografiaran en la entrada, y cuando los periodistas montaron guardia en las dos salidas posibles del recinto, el policía escapó del acoso por una ventana que da a un patio interior de la audiencia, desde donde, al parecer, accedió a una escalera por la que salió del edificio sin ser visto.

Domínguez había solicitado al juez Castro y al fiscal Ignacio Gordillo que impidieran que los periodistas pudieran fotografiarle. Tanto el magistrado como el fiscal replicaron que ellos no podían evitarlo. El propio magistrado, una vez finalizada la declaración y cuando Domínguez se encontraba todavía en el juzgado, manifestó a los periodistas: "Yo en esto no me meto, que gane el mejor".

El juez leyó a Domínguez sus derechos constitucionales, entre ellos el que le permite no declarar contra sí mismo. Durante el interrogatorio, le formuló muchas más preguntas que las que realizó en su día al subcomisario José Amedo Fotice, que asistido por el mismo letrado que Domínguez, Jorge Argote, se acogió al derecho constitucional a no declarar. Domínguez contestó a las preguntas del juez, pero negó todas las presuntas implicaciones con los GAL y con los atentados cometidos por esta banda contra residentes vascos en el sur de Francia.

El subcomisario Amedo estuvo también ayer en el juzgado, pero no estaba citado ni declaró, y abandonó el mismo al poco tiempo de concluir la declaración de Domínguez.

El magistrado Castro Meije tomará una decisión sobre el caso a finales de esta semana. Es muy probable que el magistrado eleve el sumario a la Sala de lo Penal de la audiencia para que el tribunal decida sobre un posible procesamiento de Amedo. El fiscal ha solicitado al juez alrededor de 25 diligencias de prueba para comprobar diversos aspectos de la investigación.

Iñigo Iruin, abogado de Herri Batasuna, manifestó ayer que el juez Castro no ha decidido todavía sobre la personación en el sumario de los familiares de las víctimas de los GAL. Según este letrado, el magistrado ha pedido una serie de documentos acreditativos de que las personas que quieren intervenir en la causa como acusación particular son efectivamente familiares de las víctimas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS