Crítica:'CRÓNICA DE UN AMOR'
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Antonioni, cineasta moderno

Crónica de un amor es una obra desgarradora. Es de 1950, y la primera película de Michelangelo Antonioni, que aunque se apalestraría sólidamente en la industria, no daría el salto definitivo, internacional, hasta 1959, con su película La aventura. Eso sólo quiere decir que La aventura aurificaría su nombre y le daría inmortalidad, no que no tuviera unos valores previos meramente humanos y artísticos, pues tanto esta Crónica de amor -que hoy emite Televisión Española dentro de este excelente ciclo sobre cine italiano- como Las amigas, de 1955, como El grito, de 1957, eran también notabilísimas aportaciones de una personalidad moderna que ya no abandonaría ese calificativo pese al cambio impuesto por las modas y los gustos.Porque, al fin y al cabo, Crónica de un amor, que ya dentro de poco va a ser cuarentona, es hoy una película tan moderna como lo fuera en su momento, como, por otra parte, lo son casi todas las obras de su autor, excepto aquellas que tienen un marcado look de su momento, como tenían, por ejemplo, Blow-up o Zabriskie point. Pero su vigencia es, como decíamos, desgarradora. Ojalá hubiera envejecido Crónica de un amor. Ojalá.

Crónica de un amor se emite hoy, por TVE-2, a las 21.20.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS