Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROCESO DE CONCENTRACIÓN BANCARIA

José María López de Letona presento ayer su dimisión como consejero delegado del Banesto

José María López de Letona presentó ayer su dimisión como vicepresidente y consejero delegado del Banco Español de Crédito (Banesto). Ésta parece ser la primera conseciencia del intento del Banco de Bilbao para hacerse con el control mayoritario de Banesto. Hoy, precisamente, la cúpula del Bilbao anunciará su decisión final sobre el tema, y que puede concretarse, con bastante facilidad, en una oferta pública de adquisición de acciones de carácter hostil, toda vez que se reconoce que no han avanzado las negociaciones mantenidas hasta ahora con Banesto para lograr un acuerdo amistoso. Por otra parte, Construccione:; y Contratas, a través de la sociedad que controla el 12,25% del capital del Banco Central, podrá decidIr quién debe ser el presidente de este banco, la primera úntidad financiera privada del país.

José María López de Letona presenló ayer su dimisión como vicepresidente y consejero delegado del Banco Español de Crédito, ;egún fuentes próximas a la enti dad que negaron que la decisión tuviera "nada que ver con las actuales negociaciones que se mantienen con el Banco de Bilbao sino que "serían producto de un año y medio de profundas discrepancias en el seno del propio banco". El Consejo de Administación del Banco de Bilbao que tenía previsto anunciar hoy -su decisión de comprar un paquete de acciones de Banesto que represente la mayoría del capital y poder iniciar de esta forma el proceso de integración de las dos entidades, podría retrasar dicha decisión. Antes de conocerse la noticia de que López de Letona había dimitido, todo indicaba que la compra de accio nes por parte del Bilbao se realizaría sin el acuerdo del Consejo de kdministración de Banesto quei habría puesto unas condicio nes para negociar que se conside ran inaceptables.El Consejo de Administración del Banco de Bilbao se reunió ayer para perfilar las condiciones eco nómicas de la oferta pública de adquisición de acciones que pre;entará formalmente a princi pio:!; de la semana próxima. Hoy por, la mañana tendrá lugar otra reunión para tomar la decisión final, después de un período de re flexión que se ha dado el propio corisejo. La oferta se realizará sin haber alcanzado un acuerdo previo del consejo de Banesto porque éste puso unas condiciones, excesivamente duras.

Banesto propuso para iniciar las negociaciones concretas que se realizaran de "igual a igual", lo que representaba retirar la amenaza de la OPA, mantener el consejo y los órganos ejecutivos de3anesto y un mayor equilibrio en a cúpula que se formaría entre las dos organizaciones para trallar de coordinar la actuación de los dos grupos. La oferta de Banesto significaba dejar de lado, durante un prolongado espacio de tiempo, el proyecto de integración mediante la compra de las acciones de Banesto por parte del Bilbao. Justo lo contrario de lo anunciado inicialmente por el banco vasco.Dilícil elección

Esilla situación es la que ha llevado al Bilbao a plantearse la necesid id de dar prácticamente por finalizadas las conversaciones mantenidas por José Ángel Sánchclz Asiaín y Emilio Ybarra y José María López de Letona y Wrio Conde.Pasado este estadio de la discusión, al cuarto banco del país sólo le quedan dos alternativas: anunciar una OPA hostil o su renuncia a un proyecto largamente acariciado y que ha contado con todos los apoyos institucionales posibles para su realización. La elección parece que inevitablemente se tiene que decantar por seguir adelante, aunque en algunos medios se estima que no sepuede descartar la renuncia. Se espera que el consejo del Bilbao anuncie hoy las condiciones de la oferta de adquisición de acciones -fuentes de la entidad han señalado que no se ha cerrado ninguna operación en firme con accionistas de Banesto en estos días aunque se reconoce que se han mantenido contactos con varios- que va a plantear.

La primera estimación que elBanco de Bilbao hizo sobre un canje de acciones era de seis acciones de Banesto por cinco del Bilbao, lo que representaba ofrecer una pn . ima sobre el valor de cotización de los títulos superior al 25%. El otro problema que queda por explicar por parte del Bilbao es, en el caso de ir hacia adelante con la operación, hasta qué porcentaje del capital está dispuesto a comprar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de noviembre de 1987

Más información

  • El Banco de Bilbao decide hoy las condiciones finales de la compra de acciones del Español de Crédito