Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francisco Kraus

El hermano del tenor dirigirá la cátedra de canto Alfredo Kraus del Liceo

El Conservatorio Superior de Música del Liceo de Barcelona ha creado la cátedra de canto Alfredo Kraus, que estará a cargo del famoso tenor canario y de su hermano, el barítono Francisco Kraus. Al aceptar este compromiso ha dejado atrás nueve años de estancia en Caracas, donde se ha dedicado a la enseñanza del canto. "Fue en Barcelona", afirma, "donde comencé a estudiarúanto en serio, y por esas casualidades de la vida, es en esta ciudad donde pienso terminar mi carrera profesional".Francisco y Alfredo Kraus, que sólo se llevan un año de edad, empezaron juntos a estudiar canto en Las Palmas de Gran Canaria, su ciudad natal. Luego ambos se trasladaron a Barcelona para ampliar su formación, y a partir de aquí sus destinos se separaron. Mientras que Alfredo se fue a Italia a seguir perfeccionándose, Francisco hizo un paréntesis en su carrera de canto "para dedicarme a una serie de trabajos que no tenían nada que ver con la música, y para casarme y formar una familia". Sin embargo, más tarde, el barítono reanudó sus estudios en Milán, y luego los dos hermános coincidieron muchas veces en el escenario, cantando Rigoletto o Lucia de Lammermoor y grabando juntos La tempestad o Marina."Janiás hubo competencia o rivalidad profesional entre nosotros", asegura el barítono canario, "quizá porque tenemos un registro de voz diferente y porque Alfredo se volcó de lleno .en su carrera mientras que yo lo hice con intermitencias". Juntos, los dos cantantes han protagonizado experiencias insólitas dentro del panorama del teatro lírico en España. "Antes de irme a Venezuela", recuerda, .en los años 1976, 1977 y 1978 hicimos ópera y zarzuela al aire libre, en escenarios poco usuales como el estadio de fútbol de Las Palmas. Se puede decir que en esto fui pionero".En la década de los sesenta, cuando existían los festivales de España del Ministerio de Información y Turismo, Francisco Kraus, que tenía compañía propia, promovía ya espectáculos líricos al aire libre, "porque era una manera de popularizar el teatro lírico, aunque creo que el marco idóneo para la ópera sigue siendo el gran teatro". Con este criterio, el barítono montó zarzuelas en el estanque del Retiro, en Madrid, o en la plaza deproyecto pionero, como es la creación de una cátedra de virtuosismo de canto, ha conseguido reunir de nuevo a los hermanos Kraus. Francisco dirigirá la cátedra que lleva el nombre de su hermano y tendrá la responsabilidad -de impartir todas las clases, mientras el tenor canario dará las clases magistrales cada vez que pueda.En Venezuela, donde ha vivido los últimos nueve años, Francisco Kraus, que asegura no haber sentido añoranza de ninguna tierra, se dedicaba a la docencia del canto en la EscuelaSuperior de Música y en el Taller Permanente de ópera deCaracas. A pesar de que esta actividad absorbía casi todo su tiempo, el barítono no dejó de cantar. "Mi último concierto fue el pasado julio, en Caracas".Francisco Kraus tendrá a su cargo 12 aventajados alumnos de canto que han accedido a la cátedra después de pasar una estricta selección, aunque no disimula cierta sorpresa al haber comprobado que el nivel de estos estudiantes no es tan distinto al de sus alumnos americanos. "Francamente, pensé que en España encontraría voces de mayor calidad y entidad, aunque es pronto para emitir un j u¡cio definitivo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987