Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Melitino García Carrero,

fiscal jefe de la Audiencia Nacional, no supo qué responder hace unos días, en el Centro de Estudios Judiciales de Madrid, ante la ocurrencia de uno de los asistentes a un curso de perfeccionamiento para 200 futuros miembros de la Policía Judicial, entre policías y guardias civiles. Tras exponer la necesidad de un escrupuloso respeto de las garantías constitucionales de los detenidos, uno de los futuros policías judiciales pidió la palabra y le dijo: "He seguido con atención sus palabras, pero más que al fiscal jefe de la Audiencia Nacional me parecía que estaba escuchando a un representante cualificado de la organización Amnistía Internacional'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987