Los secuestradores de Melodie exigen a la familia Nakachian que pague hoy el rescate

Los secuestradores de la niña Melodie Nakachian, retenida desde el pasado día 9, comunicaron ayer a la familia de la pequeña, a través de una llamada al diario madrileño Abc, que deberá entregar los cuatro millones de dólares (unos 450 millones de pesetas) que exigen como rescate a las ocho de la tarde de hoy. El comunicante anónimo señaló que hoy avisaría al mismo diario el lugar y la forma en que deberá entregarse el dinero. La cantante Kimera, madre de Melodie, mantuvo en la tarde de ayer un breve encuentro con los informadores. Kimera dijo en francés: "Por favor, olviden a los millonarios. Nosotros no somos millonarios".La madre de Melodie añadió: "Somos millonarios de corazón y de amor. Melodie es mi vida, nuestra vida. He hecho todo por Melodie. No es el dinero lo que ha hecho a Melodie, sino que es fruto del amor". Los secuestradores de la niña han rebajado sus exigencias iniciales de 13 millones de dólares hasta los cuatro millones.

Kimera vestía una camisa floreada y cubría sus ojos con una grandes gafas de sol. Desde la escalinata que conduce al interior de su vivienda, la madre de Melodie agradeció, como ya hiciera por la mañana su marido, el multimillonario libanés Raymond Nakachian, todas las manifestaciones de solidaridad que están llegando a la familia desde diferentes puntos de España.

Por la mañana un empleado de correos hizo entrega en Villa Melodie, la residencia de los Nakachian en Estepona (Málaga), de un giro postal que un grupo de niñas envió a la familia por un importe de 1.800 pesetas como ayuda al pago del rescate. Kimera afirmó: "no lo olvidaré nunca y Melodie estará muy fuerte pensando en ello".

La familia ha recibido pequeñas aportaciones económicas, entre 200 y 2.000 pesetas, como contribución al pago del rescate exigido por los secuestradores, casi todas procedentes de madres de familia que tienen hijos pequeños.

La cantante hizo un llamamiento en tono dramático a los secuestradores de su hija para que se la devuelvan "lo antes posible". "No puede estar bien de salud", dijo Kimera refiriéndose a su hija; "desde que ha nacido ha dormido con su padre y conmigo y ahora no lo puede hacer; es una niña especial, linda e inteligente. No se la puede dejar de amar". "Tengo la esperanza de que no la toquen", agregó la cantante sin dejar de aferrar una sandalia de la niña contra su pecho.

Kimera no quiso declarar nada sobre las negociaciones con los secuestradores de su hija, aunque señaló un poco confusamente que mañana [hoy para el lector] acababa el plazo dado por la familia.

La policía detuvo ayer en Marbella a tres personas de las que en un principio se pensó que podrían estar relacionadas con el secuestro, aunque luego se pudo comprobar que no era así.

La detención de estas t res personas, un yugoslavo y dos mujeres, se efectuó en un apartamento de dicha localidad durante uno de los múltiples registros que la policía está efectuando en la Costa del Sol en busca de pistas que lleven a localizar a quienes retienen a Melodie. A los detenidos les fueron intervenidas un subfusil, una escopeta de cafiones recortados y varias pistolas, así como, al parecer, determinada cantidad de droga.

Solicitud de AP

La diputada del Grupo Popular por Málaga Celia Villalobos ha solicitado la comparecencia urgente ante la comisión de Justicia del Congreso del ministro del Interior, José Barrionuevo, para que informe sobre la inseguridad ciudadana en la Costa del Sol, informa Europa Press. La diputada declaró que la solicitud no se basa sólo en el secuestro de Melodie, aunque este hecho ha servido como "detonante".

[Fuentes del Ministerio japonés de Asuntos Exteriores consultadas por el corresponsal de EL PAÍS Ramón Vilaró no quisieron confirmar ni desmentir las informaciones publicadas sobre la prohibición de entrada en aquel país de Raymond Nakachian].

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de noviembre de 1987.

Lo más visto en...

Top 50