Manufacturers Hanover dirigirá un crédito sindicado para Hidrola por 200 millones de dólares

Manufacturers Hanover será el banco agente de la primera operación de crédito sindicado en el mercado del eurodólar que una compañía eléctrica española firmará tras la crisis de Fuerzas Eléctricas de Cataluña, SA (FECSA), iniciada el pasado mes de febrero con la suspensión de su cotización en las bolsas nacionales. El crédito, por valor de 200 millones de dólares (cerca de 23.000 millones de pesetas), se realiza en condiciones ligeramente peores que las que obtenían las eléctricas hasta la crisis de la eléctrica catalana' y viene a romper el cerco que los prestamistas internacionales hicieron hace unos meses.

Algo más de un mes ha tardado Hidrola en firmar finalmente el mandato para que se inicie el proceso de formación del primer sindicato de prestamistas en el mercado de Londres, cerrado desde febrero. La operación, que tiene un plazo de mes y medio para que se formalice totalmente, será a seis años de amortización, y el tipo de interés pactado es el Libor (precio del dinero en el mercado interbancario de Londres) más medio punto. El período de disponibilidad es de seis meses a partir de la firma.Las condiciones del crédito suponen un cierto empeoramiento sobre las que las compañías eléctricas solían conseguir en los mercados internacionales antes de la crisis de FECSA.

Peores condiciones

Hasta entonces los créditos sindicados solían ser a ocho años, dos más que en la actualidad, y el tipo de interes solía colocarse entre 0,375% y 0,5% por encima del Libor. Fuentes del sector financiero señalan que condiciones mejores era prácticamente imposible pactarlas, teniendo en cuenta que es la primera operación que se realiza y que las aguas no han vuelto a su cauce todavía.En este sentido se señala que la salida de Hidrola al euromercado servirá de prueba para futuras operaciones, sobre todo una vez que parece desbrozado el plan de saneamiento de FECSA y la inminente aparición del llamado marco legal y estable del sector eléctrico que trata de "objetivar" las tarifas para los próximos años.

El cierre del mercado en dólares para las eléctricas se produjo de forma inmediata a la suspensión de FECSA cuando los bancos que habían firmado un preacuerdo con Hidruña para un crédito sindicado de 11.000 millones de pesetas hicieron saber que no suscribirían la parte que inicialmente habían estado dispuestos a asumir. Esto ocurrió en el pasado mes de marzo y suponía el reconocimiento formal de un parón en la financiación exterior para todas las sociedades del sector.

Algunos meses después, en torno al verano, el mercado del franco suizo, en el que no habían estado presentes las eléctricas, se abrió ligeramente para algunas operaciones, limitadas en la cantidad y con condiciones que en su momento se consideraron elevadas. Era el precio que debía pagar un sector con fuertes problemas globales y con un ejemplo de crisis que tener en cuenta.

Durante los meses transcurridos desde la suspensión de la cotización en bolsa de FECSA hasta ahora las compañías eléctricas han obtenido su financiación forzando la parte que proporcionaban los banqueros tradicionales de cada una de ellas, disponiendo de todas las líneas que tenían comprometidas y no utilizadas, buscando mercados alternativos -aunque pequeños- como el suizo e incluso realizando activos o deudas de las que eran acreedoras para obtener la liquidez que necesitaban.

Pocos préstamos

Todo ello en medio de una situación en la que los recursos ajenos han brillado por su ausencia. Las eléctricas, que solían realizar fuertes emisiones en valores de renta fija a largo plazo -obligaciones-, no han podido entrar en ese mercado este año. Sólo Hidrola lo ha intentado, con 30.000 millones de pesetas ¡al 13%, más cuatro puntos para los colocadores, y no ha cerrado la emisión. Emisión que lúe ofrecida primero a las . cajas de* ahorro, que no la quisieron, y que finalmente hasalido al mercado de la mano de cuatro bancos, pero sin asegurarla. La parte de la emisión que ha sido cubierta es pequeña en relación a la cifra final que buscaban los responsables de la misma y ello ha provocado que se vuelva a hacer publicidad suponiendo que la baja de tipos de interés de activos alternativos, como son las letras del Tesoro y los bonos del estado permitirían cifras algo mayores de suscripción. En cualquier caso hay que tener en cuenta que Hidrola ha sido la única eléctrica que se ha atrevido a buscar recursos ajenos en mercados que han estado vedados hasta ahora que parece que se empiezan a abrir.Algo similar ha pasado con los pagarés eléctricos, que a medida que han ido venciendo los emitidos en el pasado ejercicio, y que llegaron a representar cifras importantes, no han sido sustituidos por otros nuevos ya que los inversores particulares e institucionales han decidido no arriesgar sus fondos en temas eléctricos. De recursos captados por valor de varios cientos de: miles de millones de pesetas se ha pasado a que a las escasas subastas que se realizan, por parte de Endesa principalmente, se consideren meramente testimoniales ya que apenas se emiten 1.000 millones de pesetas a unos precios fuera de mercado y a plazos que no se consideran atractivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 17 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50