LA EUROCOPA DE FÚTBOL

La delegación albanesa, enfadada con el trato de la federación española

Los responsables de la delegación albanesa se mostraron ayer descontentos con el trato recibido por parte de la Federación Española, a la que achacan el hecho de que tuvieran que realizar el viaje entre Madrid y Sevilla en autobús. Está previsto que de los desplazamientos de las selecciones que visitan un país ajeno se haga cargo la federación local. No era, por tanto, una medida económica de los albaneses lo que impuso que éstos se desplazaran hasta Sevilla por autobús, sino un mal entendimiento con la Federación Española.Fuentes de la federación informaron que enviaron varios télex a la federación albanesa, advirtiendo de que no disponían de plazas de avión en un mismo vuelo para que se desplazaran conjuntamente desde Madrid a Sevilla los equipos A y sub 21 de Albania, y ofrecieron separarlos en dos vuelos. Ante la falta de respuesta a estos télex, la federación optó por fletar un autobús. Los albanos llegaron el lunes a mediodía a Madrid, y tuvieron que hacer después un incómodo viaje en autobús hasta Sevilla. Llegaron a las once de la noche y en las habitaciones del hotel se les sirvió una cena fría.

Más información

A la vista de ello, resulta comprensible la negativa de los albaneses a renunciar a entrenarse anoche en el escenario del partido. La Federación Española pidió a los albaneses que renunciaran a pisar el Benito Villamarín, a fin de preservar su estado, pero los albaneses hicieron uso de su derecho, reglamentado por la UEFA de celebrar un corto entrenamiento 24 horas antes del partido en el escenario del encuentro.

Luz artificial

El equipo de Albania se entrenó dos veces ayer. Por la mañana, en la ciudad deportiva del Betis, y por la noche, bajo los focos del Benito Villamarín. Como quiera que los campos en Albania carecen de iluminación artificial, para el seleccionador, Agron Sula, resultaba de especial interés que sus jugadores realizaran ese entrenamiento nocturno. Entre los seleccionados hay algunos que jamás han jugado con luz artifical. Por la mañana solicitaron a los encargados del material del Betis guantes, medias e incluso un par de botas, y se quejaron del césped.Agron Sula, entrenador de la selección de Albania, formado en el fútbol italiano, se mostró cortés con los informadores, pero no quiso dar la alineación, que decidirá poco antes del partido. Como todos sus jugadores, rechazó la posibilidad de una goleada. Por su parte, Churri, segundo entrenador y técnico del Flamurtari, equipo que será por segunda vez rival europeo del Barcelona, se mostraba muy interesado por la posible alineación de España, incluido un esquema de juego del posible equipo español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 17 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50