8 muertos en otro accidente aéreo en EE UU

Agencias

Al menos ocho personas murieron al estrellarse ayer un avión de la compañía King Air que realizaba el trayecto de Chicago (Illinois) a Baraboo (Wisconsin). Un portavoz de la Administración Federal de Aviación de EE UU señaló que el aparato, un DC-9, se disponía a aterrizar.Este es el segundo accidente de aviación ocurrido en Estados Unidos en las últimas 48 horas. En Denver, donde otro DC-9 se estrelló el domingo cuando intentaba despegar, las víctimas ascendieron a 26 y 56 personas resultaron heridas. Los testigos de la catástrofe indican que el avión de la Continental Airlines logró despegar en plena tormenta de nieve, pero inmediatamente basculó hasta estrellarse contra las pistas del aeropuerto internacional de Stapleton, en Denver (Colorado).

"Yo estaba petrificado de terror cuando vi cómo el avión se balanceaba", dijo Fred Helpenstell, de 56 años, encontrado vivo entre el fuselaje a las dos horas del siniestro. Helpenstell, que sólo se ha roto un dedo y sufre hipodermia, es uno de los 21 pasajeros ligeramente heridos.

"Es aún muy pronto para tratar de definir las causas del accidente", dijo ayer el portavoz de Continental Airlines, Ned Walker. Para las autoridades del aeródromo, la nave no llegó a despegar, sino que en el momento de elevarse se balanceó hacia la izquierda, se escurrió y siguió de: costado durante 400 metros. El aparato se partió en tres trozos, con la cola y la cabina separadas del fuselaje.

Los equipos de rescate tardaron más de seis horas en sacar a las víctimas. Durante toda la operación lanzaron aire caliente para evitar que los heridos se congelaran. La nieve acumulada había alcanzado los 15 centímetros de altura.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 16 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50