Tribuna:LOS MADRILES
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

USA

Me lo dice Juan Barranco en uno de sus momentos altivos de hombre humilde:-No quiero bases USA cerca de Madrid.

Efectivamente, la base extranjera está a 20 kilómetros. "A ellos tampoco les gustaría tener una base extranjera a 20 kilómetros de Washington". Madrid es la ciudad europea que consume más tabaco, más droga y más lotería. Tres heridas: la de la vida, la de la muerte, la del amor. Por eso Madrid no puede soportar, encima, la herida de misil. Aunque entre los socialistas madrileños ha surgido una "discrepancia pactada" (barroca aleación de contrarios que se corresponde bien con nuestro barroquismo verbal), en lo que parecen de acuerdo todos los socialistas es en que los USA se abran por su sitio. Yes. Ya mismo. O sea. La Comunidad madrileña ha adjudicado los primeros 240 "huertos de ocio" en la vega del Henares. ¿Y qué pasa si un misil va a parar entre las lechugas moradas y el ocio comunitario del hortelano del Henares? Se reabre Chicote, sin damas del alba, me parece. Chicote ha fijado ya en sus espejos/daguerrotipos al Hemingway de la guerra civil, a los ministros de Franco, a los marinos de Botón de ancla e incluso a los ejecutivos de López-Rodó, más algún intelectual de derechas que les comía en la mano a los Oriol. Ahora, Chicote, entre las sombras de Mihura, don Francisco de Cossío y más gente, va a destacar en azogue a los sargentos negros de Torrejón. Y por fuera de Chicote anda el "sector terciario avanzado", que dicen los economistas, el sector cuaternario y todos los sumergidos: asesores contables, fiscales y jurídicos, auditores, el engineering, promotores de turismo, publicitarios, informáticos, traductores, reprógrafos, recaderos, leasings, cazatalentos, artistas, deportistas, intelectuales.

FRANCISCO UMBRAL

Texto: Alfred de Musset y Guillem-Jordi Graells. Dramaturgia: Lluís Pasqual y Guillem-Jordi Graells. Intérpretes: Jordi Bosch, Alex Casanovas, Lluís Homar, Josep Linuese, Anna Lizaran, Francesc Lucchetti, Ramón Madaula, Joan Miralles, Juanjo Puigcorbé, Carlota Soldevila, Jaume Valls y Emma Vilarasau. Escenografía y vestuario: Fabiá Puigserver. Dirección: Lluís Pasqual. Teatre

Sobre todos ellos vuela la fantasía ominosa/onerosa de Torrejón, la paloma/gavilán que alza el vuelo a diario desde aquellos palomares letales. Más los que tocan la guitarra o venden servilletas en el semáforo, los que hacen nueva figuración y Mahler de violín del Rastro en los pasajes de la ciudad (que hubiera cantado Benjamín como cantó los de París), los universitarios del brioso Villapalos, los políticos constructivos de Leguina y Leguina mismo. El eterno Madrid de don Diego de Torres Villarroel bajo la gallina ponedora y nuclear de la base. O sea USA.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción