Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la Cámara baja india dice que su país busca la unidad de Sri Lanka

Bal Ram Jalchar, speaker (presidente) de la Lok Sabha (Cámara baja) del Parlamento de Nueva Delhi, considera que la India está obligada a mantener la "unidad nacional" de Srí Lanka. "Enviamos un cuerpo de paz a la isla", dice, "para garantizar su continuidad como una única nación". Y añade: "No somos carniceros".

Hierático, tranquilo, ante una taza de té con leche, Ram Jakhar, que se encuentra en Madrid al frente de una delegación parlamentaria de su país, desmiente que los 20.000 soldados indios llegados a Sri Lanka para dar cumplimiento al acuerdo firmado entre los dos países, que incluía el desarme de las guerrillas, hayan cometido las aberraciones de que les acusan los tamiles. "Si fuesen ciertas todas esas violaciones y matanzas de civiles, habríamos resuelto el problema de Jaffna en sólo dos días", dice.El acuerdo de julio entre Rajiv Gandhi y Junius Jayewardene pretendía poner fin a cuatro años de lucha abierta entre la minoría tamil e hindú -1,6 millones de personas, el 13% de la población- y la mayoría cingalesa y budista de Sri Lanka.

Bal Ram Jakhar lleva ocho años al frente de la Cámara baja y es miembro de la Lok Sabha por el Partido del Congreso (1), en el poder, por el Estado de Punjab, donde el extremismo sij ha hecho de la muerte una rutina. Él cree que la religión no puede ser la base de un país, y ante cada movimiento independentista que sacude a la India ve "una conjura imperialista". Tras ésta, menciona al "vecino pasquistaní y sus maestros [estadounidenses]". "No existe razón para la violencia, porque en India no hay discriminación", añade.

El speaker, por el contrario, insiste en la actitud absolutamente neutral de la India con respecto a la agitación que el Tíbet ha vivido el mes pasado: "El Dalai Lama está en India en tanto que líder religioso. No le permitimos ninguna actividad política. Lo que suceda en Tíbet es asunto interno de China. Nuestras relaciones con Pekín son buenas y esperamos resolver pronto los problemas fronterizos que las enturbian".

Jakhar, que finaliza el sábado su visita a España, dice que en la India "no hay crisis económica" y que fue la imposición del control de natalidad lo que hizo perder a Indira Gandhi las elecciones de 1977. Ahora todos creen que es necesario, añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1987

Más información

  • Ram Jakhar justifica el envío de tropas a la isla