_
_
_
_
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Nada agradable

Cuando uno se dirige a un personaje como tú, deificado y en olor de vanidad, que se encuentra por encima del bien y del mal, los insignificantes, los de a pié (sic), encoatramos dificultades para encabezar la carta, por temor a no darte el glorioso incienso necesario.Haces daño permanentemente, pero eso poco te importa, lo lunes a sabiendas de que faltas a la verdad, porque ésta desapareció de tí (sic) en el momento en que comprobastes (sic) que para lanzar un periódico con éxito, como el que tú diriges, el principio, objeto, filosofía y fin, tendría que ser forzosamente la manipulación y la intoxicación, como única filosofía necesaria para el fomento de la envidia y el odio capaz de generar la droga envenenada que sirves cada día.

Leyendo tu periódico se llega a la fácil conclusión de que no existe ninguna noticia agradable, aunque comprendo que eso es lo que vende, pero como en otras ocasiones te he dicho, soy de los pocos que no te temen en la dictadura que te has montado del calla o te publico, o ponte de rodillas y dame lo que quiera porque si no te creo estado de opinión.

Estoy convencido de que tu periódico, al ser la esencia de la intoxicación, ha hecho más daño a los españoles que el cáncer, el corazón y la carretera juntos y en eso sí puedes estar orgulloso, porque de seguir así, la convivencia será imposible, los españoles más irascibles, más envidiosos y más amargados, y eso requeriría un auténtico examen de salud pública, porque resulta verdaderamente preocupante, ya que todo concluye en la negación, la destrucción, el temor, el susto y en definitiva, a cumplir las consignas para que España no sea nada y la mayoría viva atenazada, hasta leer diariamente la portada de tu satélite.

Haz que tu opinión importe, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Todo empezó porque no te dignastes (sic), al creerte Dios, rectificar la injusticia cometida por tu asalariado José Yoldi y antecedentes tienes unos pocos, pero a mí me es igual, ya que las páginas de Deportes vuestras no las lee nadie, y como me revelo (sic) contra la iniquidad y creo que no tienes categoría para disponer de tantas y tantas voluntades y en definitiva, de las personas, voy a empezar mi pequeña cruzada para ver si consigo que cada vez haya algún español menos que lea tu periódico y al desintoxicarse de tu droga de venta libre e inexplicablemente autorizada, habremos ganado un nuevo español capaz de participar de forma positiva en el futuro.

Lo mismo trataré que hagan los anunciantes, hasta que se den cuenta de que realmente no tienen respuesta para sus productos y eso somos muchos los que lo hemos comprobado, pero por temor a la. represalia no lo dicen.

No sé si alguna vez te has podido plantear algún problema de conciencia, pero aunque esto te producirá risa y lógicamente no tendrás ningún problema para dormir todas la noches, por el deber cumplido, por tu egolatría y deformación del hábito, pero ten presente que no hay mal que cien años dure y que habrá que tener paciencia hasta que pierdas la inmunidad consentida, producto sin duda, del temor que no del respeto.

Me permito adjuntarte copia de lo publicado en los periódicos Sur y Marbella Hoy, aunque corno ahí se da a conocer la realidad de lo ocurrido en cuanto a mis construcciones en Marbella, eso no te interesa ni tampoco vas a publicar la presente, porque para tu satisfacción, pagando como remitido tampoco me la dejan publicar en otros periódicos y no precisamente por falta de ganas, por lo menos te diré que en el último trabajo que habéis publicado hace dos días, os habéis equivocado de Solar y de Sociedad, aunque eso poco cuenta porque ya sabemos cuál era el objetivo, aunque observo que como ya estaba muy gastado el tema de los muertos de Los Ángeles de San Rafael, que ocurrió cuando corrías por otros colores, por lo menos el tema de Marbella va más con nuestros días.

Te quedo muy agradecido por si por lo menos te dignas leer la presente, quedando a tu disposición para mientras tanto producir algún hecho que merezca estar nuevamente en tu panfleto.- Presidente del Atlético de Madrid.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_