En libertad condicional el guardia civil que mató por celos al cura de Luarca

El guardia civil Luis del Alamo Samper, de 46 años, que mató el 25 de septiembre de 1986 al sacerdote de la villa asturiana de Luarca en una pensión madrileña por mantener relaciones íntimas con su mujer, salió ayer por la tarde en libertad condicional de la prisión de Logroño, según informaron a la agencia Efe fuentes penitenciarias.

Tras el juicio, cuya sentencia se conoció el pasado mes de junio, Luis del Álamo Samper fue condenado por la Sección sexta de la Audiencia Provincial, como autor de un delito de homicidio con la atenuente de enajenación mental transitoria, a la pena de dos años de prisión menor y a indemnizar a los padres del cura fallecido, Antidio Fernández Llera, con la suma de dos millones de pesetas.Luis del Álamo, al haber cumplido la mitad de la condena y ya que la sentencia no es firme por estar recurrida ante el Tribunal Supremo, salió del centro penitenciario de Logroño para reunirse de nuevo con su mujer, Constantina, quien ha visitado periódicamente a su marido durante su período de reclusión, señalaron las mismas fuentes penitenciarias.

El doctor Fabriciano Jiménez Cubero, que examinó al guardia civil y elaboró el informe psiquiátrico forense sobre el caso, señaló que Luis del Álamo "no padece enfermedad mental, es todo lo contrario a un psicópata y cuando sucedieron los hechos, actuó dominado por un intenso estado pasional, que estrechó su campo de conciencia y disminuyó su voluntad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de septiembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50