Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'¡Cuidado, es la policía!'

Eran exactamente las 15.30 horas del pasado 4 de septiembre. Varias decenas de policías, entre ellos numerosos miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) se apostaron en torno al piso segundo, puerta segunda, del inmueble situado en el número 80 de la calle Mallorca de Barcelona. Uno de los policías, según narra uno de los que intervinieron en la acción, se acercó a la puerta, hizo sonar el timbre y gritó: "Abran, es la policía". Inmediatamente, los agentes escucharon una voz desde el interior: "Cuidado, es la policía".

En décimas de segundo, los agentes escucharon pisadas y ruidos de gente corriendo por el interior del piso, por lo que decidieron forzar la puerta de acceso con un pequeño explosivo. Ya en el interior, fue localizado un etarra en la habitación que se encuentra a la derecha de la entrada. Un segundo etarra fue localizado en la cocina mientras se aproximaba a un mueble en el que posteriormente fue encontrada una pistola con una bala en la recámara.

La tercera miembro del comando, María Josefa Ernaga, había salido de la cocina, se había dirigido al salón y de ahí a una pequeña terraza que comunica con el patio interior del inmueble. Al llegar a la terraza, giró sobre sí misma y empuñó una pistola con la que apuntaba hacia el interior de la casa a la que ya estaban entrando los policías. Fue en ese momento, cuando un miembro del GEO, situado en una ventana del patio interior y dos pisos más arriba, efectuó un disparo que alcanzó a la joven en el hombro.

El piso había sido localizado por la policía a comienzos del mes de julio, a raíz de que una mujer identificó, al ver su fotografía por televisión, al etarra Rafael Caride.

Precisamente por haber difundido su imagen por televisión, la dirección de ETA comunicó a Caride y a Troitiño -ambos prepararon el atentado contra Hipercor- que abandonaran la capital catalana y se dirigieran a Francia, mientras Ernaga, que estaba en Barcelona desde 1985, se quedaba en el lugar para seguir cuidando la infraestructura de ETA.

Regreso con el relevo

Hasta el 29 de agosto último, Troitiño no regresó a Barcelona, pero entonces acompañado de José Luis Gallastegui, sustituto de Caride en el comando Barcelona. Gallastegui formaba parte en Francia desde 1984, tras haber hablado con Txomin Iturbe Abasolo, de un talde (comando) de reserva.

El 24 de agosto pasado fue llamado por Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros, jefe de los comandos de ETA, y le ordenó que se incorporara al comando Barcelona. Por las prisas, según ha dicho Gallastegui, no pudo ni siquiera hacer un curso sobre el manejo de explosivos. El propio Santi Potros le entregó una pistola y una granada de mano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de septiembre de 1987