Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia cerrará el ejercicio con unos resultados positivos de 10.000 millones de pesetas, según Narcís Andreu

"La compañía Iberia obtendrá unos beneficios de más de 10.000 millones de pesetas al cierre de este ejercicio, según las previsiones de la propia compañía, expuestas ayer por su presidente, Narcís Andreu. La sociedad, que registró unos resultados de 880 millones al término de 1986, había multiplicado sus beneficios por 10 a 31 de agosto. Aviaco, por su parte, acabará el año con unos beneficios de 1.500 millones. Narcís Andreu anunció la "inminente" decisión respecto al plan de flota de Iberia y la constitución de la primera filial de tercer nivel, que operará en Canarias.

Iberia prevé asimismo sobrepasar a finales de año la barrera de 300.000 millones de pesetas de ingresos, con un incremento de 20.000 millones con respecto a la cifra de 1986.Otras previsiones económicas sitúan el cash flow (beneficios más amortizaciones) de la sociedad en 30.000 millones de pesetas, y el endeudamiento a cargo, en 50.000 millones, de acuerdo con los datos barajados por Andreu, que reflejan una clara mejoría en la situación financiera de la sociedad.

Por otra parte, Iberia espera tomar en un plazo "inminente" la decisión sobre la renovación de su flota con la compra de 32 a 34 nuevos aparatos. La inversión neta a realizar por la sociedad rondará los 125.000 millones de pesetas, complementada con unos 30.000 millones adicionales procedentes de la venta de los aparatos actualmente en servicio. La compañía prevé sustituir parte de su flota de DC-9, para 100-110. pasajeros, y de los B-727, para 150 pasajeros. Iberia ha remitido ya una serie de alternativas concretas para la operación al Instituto Nacional de Industria (INI), que ha de finalizar las negociaciones sobre las contrapartidas industriales y financieras con los distintos candidatos. Tras su paso por el INI, la última palabra sobre el contrato millonario corresponderá a la sociedad. En la fase actual, la decisión ha de tomarse entre distintas alternativas, en las que concurren el consorcio europeo Airbus y las norteamericanas McDonnell Douglas y Boeing.

En la actual situación, "Iberia podrá acometer la primera fase de renovación de flota con tranquilidad desde el punto de vista financiero", según Andreu, para quien una eventual salida a bolsa a medio plazo de la sociedad supondría "una buena fuente de financiación".

La eventual salida a bolsa de la compañía, que no podría solicitarse antes del cierre de 1988 en caso de repetir beneficios, pondría a la empresa de bandera española en línea con operaciones similares realizadas en otras líneas aéreas europeas.

Finalmente, Andreu anunció la próxima constitución de la primera de las denominadas de tercer nivel (de ámbito regional), que operará en Canarias. La constitución de la filial de Iberia, en la que podría darse entrada al capital privado a medio plazo, está pendiente de aprobación por Consejo de Ministros.

La subsidiaria perderá unos 600 millones en su primer ejercicio de actividad y será rentable a partir del tercero, de acuerdo con el plan de viabilidad elaborado por su futura casa matriz. Asimismo, Iberia creará una filial de carga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1987

Más información

  • La compañía mantiene las opciones de McDonnell Douglas, Boeing y Airbus