Ruptura total entre Escondrillas y los nuevos accionistas en torno a la gerencia de ERT

La ruptura definitiva entre José María Escondrillas y el grupo de accionistas mayoritarios de Explosivos Río Tinto (ERT), nucleados por Torras Hostench, tomó ayer carta de naturaleza, al celebrarse una nueva reunión del consejo de administración, prevista en principio para hoy, martes, en la que no se produjo novedad alguna en cuanto a la dimisión de Escondrillas como presidente de ERT. El consejo quedó convocado de nuevo para mañana, miércoles.

La situación creada por el enfrentamiento entre Escondrilla, y la gerencia de Torras roza ya lo kafkiano. Ayer se supo que José María Escondrillas mantuvo el pasado jueves a mediodía, horas antes de la reunión del consejo del mismo día y apenas llegado de la RFA, una entrevista con algún cualificado representante de los nuevos accionistas. El encuentro era considerado como una última posibilidad de arreglo pactado en torno a la dimisión el Escondrillas como presidente de ERT. Según estas fuentes, Escondrillas trató en dicho postrer encuentro de quedarse en Explosivos como presidente no ejecutivo, lo que fue descartado por los accionistas mayoritarios. Al final se abría llegado a algún tipo el acuerdo en el sentido de dimisión, que, sin embargo, pocas horas después no fue respetado por el todavía presidente de ERT.En efecto, y según fuentes próximas al consejo de ERT consultadas por este periódico, Escondrillas aseguró poco después a sus consejeros que cuenta con la confianza de los nuevos accionistas, en una afirmación que parece, no responder a la realidad. De acuerdo con esas fuentes internas, Escondrillas mantuvo también que los hombres de Torras le han pedido que siga como presidente, mientras Francisco Godia ocuparía el cargo de vicepresidente, y se crearía un comité de enlace con Cros. Fuentes del grupo mayoritario han desmentido radicalmente esa versión.

Así las cosas, en el consejo de ayer -para unos, de carácter extraordinario; para otros, la continuación del celebrado el pasado jueves- no se esperaba otra cosa que no fuera un acto más del sainete en que se ha convertido la batalla por la gerencia de Explosivos. Como dato del desconcierto reinante, fuentes de Cros creían ayer que la dimisión sería planteado por Escondrillas en la reunión de anoche. Los pesimistas, sin embargo, volvían a considerar como inevitable acudir a la celebración de una junta general extraordinaria, asunto que los mayoritarios tratan de evitar a toda costa. El consejo celebrado ayer no avanzó ni un ápice en la cuestión y se volvió a convocar otro, dentro de un día.

Presidente 'in péctore'

Por otro lado, Javier Vega Seoane, ex director general del Instituto Nacional de Industria (INI) en la etapa en que Luis Carlos Croissier fue presidente del holding público, cuenta con las mayores posibilidades de convertirse en el nuevo presidente ejecutivo de Explosivos Río Tinto cuando se consume la retirada de José María Escondrillas. El nombramiento de Vega Seoane parece encarnar el acuerdo tácito existente entre el Ministerio de Industria y los nuevos accionistas mayoritarios en ERT. Vega Seoane, aunque reconoció haber recibido algún alcance en tal sentido de áreas oficiales, aseguró ayer no haber tenido ninguna noticia de los nuevos accionistas.Vega Seoane manifestó ayer a este periódico que "aunque es cierto que se ha barajado mi nombre en algunas esferas, no he tenido ninguna noticia por parte de quien tiene facultad para decidir", aludiendo a los nuevos accionistas, y dando a entender, por tanto, que el asunto no ha pasado, por lo que a él respecta, del mero rumor. Vega Seoane entró en el INI a primeros de 1984 y lo abandonó en septiembre de 1986 para dirigir la delegación española de Tasa Partners, una firma suiza dedicada a la búsqueda y captación de altos directivos. Durante su estancia en el INI fue uno de los tres directores generales (en unión de Álvarez Vara y Alfredo Pastor), estando al cargo de las empresas del holding del sector eléctrico, bienes de equipo, aluminio, fertilizantes, ingeniería, construcción, pasta y papel y misceláneos.

Por otra parte, la federación de química y energía del sindicato UGT ha hecho público ayer un comunicado en el que advierte que no aceptará una eventual "desmembración" de ERT, excepción hecha de las actividades de fertilizantes, ya que a su juicio, las razones aducidas para una segregación son poco rigurosas". La central socialista comunica también que se opondrá a cualquier operación que suponga nuevos costes en empleo o la modificación de las actuales relaciones laborales.

UGT ha hecho pública su "perplejidad" ante la presentación de la entrada de KIO en ERT y sus consecuencias en la empresa química como "un tema de pocas personas y sus problemas para relacionarse" más que como una cuestión industrial y laboral. "Detras de ERT y Cros hay una plantilla de 15.000 trabajadores y un número importante de jubilados que han asumido, primero, la crisis de ERT y, luego, la reconversión del sector de fertilizantes".

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS