Una nave de carga

no tripulada se dirige hacia la estación espacial soviética Mir, donde permanecen los cosmonautas Yuri Romanenko y Alekander Viktorenko.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS